Shimon Peres sigue en estado crítico con leve mejoría

AFP PHOTO / JACK GUEZ
AFP PHOTO / JACK GUEZ

 

El estado del expresidente israelí y Premio Nobel de la Paz Shimon Peres sigue siendo “crítico” pero ha experimentado a la vez una “cierta mejoría” en las últimas horas, tras el masivo derrame cerebral que sufrió el pasado martes, reseñó EFE.

“Después de 24 horas de cuidados intensivos con Peres puedo decir que su situación es todavía grave. Está estable y hay una cierta mejoría. Está un poco más despierto. Tenemos la impresión de que su situación neurológica es algo mejor. Todavía está sedado y con respiración asistida”, resumió Iziq Krais, director del hospital Sheva, a las afueras de Tel Aviv.

El facultativo agregó que su conclusión se desprende de las reacciones del exmandatario israelí cada vez que le han despertado y de los indicadores médicos de estabilidad.

“Estamos haciendo todo lo posible para cuidarle y que sane”, agregó, y adelantó que los próximos partes se darán esta noche y mañana por la mañana.

De 93 años, Peres sufrió el martes por la noche un derrame mientras se hallaba en el mismo hospital, después de dar una conferencia en un acto con empresarios de la industria israelí instando al consumo de los productos locales.

A raíz de un ligero dolor de cabeza, pidió la asistencia de un médico que lo derivó al hospital, donde se le produjo la hemorragia.

En un principio la familia habló de la necesidad de tomar “decisiones difíciles”, pero a lo largo de la noche parece haber habido una evolución positiva y por la mañana las pruebas que le hicieron resultaron satisfactorias, siempre dentro del pronóstico de “crítico”.

“Su vida no corre un inminente peligro. Las posibilidades de supervivencia son buenas, está estable”, explicó en una rueda de prensa por la mañana su yerno y médico personal Rafi Valda, antes de advertir que su calificación médica seguía siendo “crítica” y que era “pronto para decir nada”.

Esta tarde, insistió en que para hacerle la prueba los médicos le habían reducido los sedantes y que al pedirle que le apretara la mano lo hizo de forma “vigorosa”.

La Unidad de Neurocirujía le ha vuelto a practicar las mismas pruebas a primera hora de la tarde para una primera valoración del daño que pueda haber causado el derrame.

También Jemi Peres, hijo del premio Nobel de la Paz, se mostró hoy esperanzado por la mejoría que muestra desde primera hora de la mañana.