Al menos ocho muertos deja fiesta de “pran” en la PGV: ¿Cuántos presos deben seguir muriendo?

pgvgranada

 

El estruendo de una presunta granada y el fallecimiento de al menos ocho personas no impidieron que un reconocido “pran” de la Penitenciaria General de Venezuela (PGV), en San Juan de los Morros, paralizara su fiesta de cumpleaños. Por el contrario, los reos esperaron a que los custodios trasladaran a los muertos y heridos para continuar con el desfile de regalos, drogas y mujeres.

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), informó que el hecho ocurrió a las 12:00 del mediodía, cuando iniciaban los preparativos para la celebración. Incluso, en el hecho fallecieron dos personas que solo entraron al penal para trabajar como decoradores del salón donde se reunirían los invitados, estas víctimas fueron identificadas como Ely Israel Morales Blanco y Raylen Ismenia Polanco Castro.

Otro de los fallecidos respondía al nombre de Marco Antonio Texier Manera, quien tenía registro en tribunales por robo agravado en 2010; mientras que algunos de los heridos fueron identificados como Vender García (25), Víctor Rebolledo (23), Carlos Flores (22), Jame Márquez (25), Michael Noguera, Wilder Palma (24), Leomar Marcano (26), Yeferson Rodríguez (24), Alexander Méndez (23), Ronald García (20), Cristián Escalona (21), Yolitza Sivira, Luis Alberto Valle, Janes Guzmán (22), quien tiene un expediente por robo a un inmuebles; y Alí Alejandro Cadena (25), condenado a seis años de prisión por robo agravado.

De igual manera, se estima que al menos 27 personas fueron ingresadas al hospital Israel Ranuarez Balza en San Juan de los Morros, estado Guárico, y 18 de ellos serían privados de libertad. Entre los lesionados destacan los organizadores y algunos jugadores de un torneo de fútbol, que se disputaba en homenaje al cumpleañero, justo cuando explotó la granada fragmentaria.

Cabe destacar que la cifra de ocho fallecidos es la revelada por familiares de los privados de libertad, debido a la falta de libre acceso a la información en la medicatura forense de la localidad.Es por esta razón que el director del OVP insta al Estado a publicar el listado de muertos y heridos, tanto en la entrada del hospital como del recinto penitenciario, para brindar tranquilidad a los cientos de familiares que se muestran angustiados por la integridad física de los reclusos.

Deudos apostados en la puerta principal de la PGV denunciaron que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) permitió el ingreso de gran cantidad de personas luego de la explosión, por lo que se mostraron sumamente preocupados por la integridad física de sus familiares. No obstante, custodios del Ministerio de Servicios Penitenciarios les aseguraron que “tenían la situación controlada”.

“¿Cuántos muertos debe haber para que el Estado tome cartas en el asunto? En menos de una semana denunciamos el fallecimiento de dos reclusos que fueron acribillados dentro de la PGV, aunado a la huelga de sangre en el retén de menores de El Manzano, los secuestrados en Politáchira, los traslados arbitrarios en Nueva Esparta y los decapitados en Polilara. Todo esto es evidencia de que el Ministerio de Servicios Penitenciarios no tiene ningún control sobre los penales, que tal como denunciamos frecuentemente se encuentran a merced de los pranes”, puntualizó Prado.

Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones