Caso de Kamel Salame expresa retrocesos en materia de DDHH en Venezuela

kamel salame

 

“Las omisiones judiciales que han hecho posible que Kamel Salame permanezca privado de libertad preventivamente sin realización de juicio por más de 10 años, representan un retroceso y tienen un impacto negativo en la protección y la promoción de los derechos humanos en el país”, declaró la mañana de hoy el abogado José Luis Centeno, defensor del dirigente y empresario yaracuyano.

Nota de prensa

De acuerdo al jurista Robert Alvarado, “las condiciones de reclusión de Salame empeoran, sin la debida justificación por parte del Estado de su falta de acceso a tratamientos médico quirúrgicos que lo expone a factores de riesgo para su salud, lo cual supone una regresión en materia de derechos humanos. Ante esta situación hacemos un llamado al Sistema de administración de justicia a actuar estrictamente dentro del marco de la ley y con apego a los principios del derecho internacional de los derechos humanos, asumiendo la responsabilidad de proveer condiciones humanas de encarcelamiento a Salame o concederle una medida cautelar sustitiva de la privativa de libertad por razones humanitarias atendiendo a su crítico estado de salud”.

“El Estado venezolano debe revisar la medida privativa preventiva de libertad que excede 10 años de reclusión y ofrecer una mejoraría significativa al trato debido a este procesado, beneficiándolo dando pasos rápidos y decisivos hacia la recuperación de su salud. Es crucial que el gobierno así lo haga, eso facilitará su deber de garantizarle a Kamel el derecho a la vida, a la salud y a la integridad personal, de conformidad con las obligaciones que competen a los Estados con respecto a los reclusos que tienen a su cuidado y supone mejores posibilidades para la vida de nuestro defendido por su dignidad y valor como ser humano”, destacó finalmente José Luis Centeno.