#UnidosPorElRevocatorio: Jornada de gran protesta nacional por silencio del CNE para activar Referendo contra Maduro

revocatorio980

 

 

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, confirmó que se mantiene “la cumbre del pueblo, la anticumbre democrática”, como denominó la jornada convocada para este viernes en protesta al “silencio” del Consejo Nacional Electoral (CNE) y al “derroche faraónico” del gobierno de Nicolás Maduro en la reunión que se realiza en Margarita, estado  Nueva Esparta.

Nota de prensa

“La jornada de mañana es nacional. En todas las capitales se van a producir movilizaciones que ya fueron convocadas desde hace varios días”, dijo Torrealba en conferencia de prensa en la cual también dio a conocer detalles sobre la actividad que se realizará en la capital del país.

“En Caracas se dará una jornada muy interesante que arrancará desde muy tempranas horas de  la mañana con pancartazos y movilizaciones desde distintos puntos de la ciudad. Luego, hacia el mediodía, se producirán caminatas desde esos puntos de concentración hacia la avenida Libertador, hasta la altura de la Cantv”, dijo.

Precisó que los puntos de concentración en Caracas son la Plaza Alfredo Sadel, de Las Mercedes, para la zona del sureste; las plazas Millenium, Altamira y Brión, de Chacaíto, para la del este; y el sector Los Cedros para los habitantes del municipio Libertador.

“Esta jornada de protesta nacional, de protesta ciudadana, se mantiene porque fue diseñada para dar respuesta a lo que dijera el CNE en un sentido o en otro; pero también para el caso de que no diera respuesta, porque el silencio también es un irrespeto al derecho del pueblo venezolano a construir una solución pacífica, electoral, constitucional y democrática a este drama que estamos viviendo”, indicó.

“Mientras el gobierno gasta 200 millones de dólares en un show absolutamente innecesario y poco pertinente como la cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) en Margarita, en el resto de Venezuela hay hambre, miseria y dolor. Por eso la Unidad Democrática convoca para mañana esta jornada de protesta no violenta. Mañana vamos a tener una nueva demostración de disciplina ciudadana”, agregó.

Torrealba reiteró que el país sigue a la espera de que el CNE anuncie la fecha y las condiciones para la realización de la segunda etapa del referendo revocatorio (RR) al presidente Maduro, en la cual al menos el 20 por ciento de los casi 19 millones 500 mil venezolanos inscritos en el registro electoral deberá manifestar que está de acuerdo con que se realice la consulta popular, tal como lo establece el artículo 72 de la Constitución nacional.

Venezolanos se hunden en el abismo

En tal sentido señaló que las condiciones solicitadas por la Unidad son que el 20 % sea nacional y no por estado; que la cantidad de máquinas que se establezca sea suficiente para atender a todo el registro electoral, que es el universo convocado para la consulta; que la ubicación de las maquinas se corresponda con la densidad electoral y la densidad poblacional; y la fecha, que debe ser lo antes posible, a finales de septiembre o principios de octubre, a más tardar.

“Venezuela está en una profunda crisis de ingobernabilidad, como lo demostró (el cacerolazo a Maduro en) Villa Rosa. Frente a una situación como esta y en función de la salud del país, lo que corresponde es acelerar la construcción de esa solución electoral”, insistió.

“Si mañana no hay respuesta del organismo electoral a este requerimiento del país, después de haberlo ofrecido en dos ocasiones, con más razón debe producirse la protesta”, dijo.

“Con estas demandas y en protesta al derroche faraónico de la cumbre propagandística de Nueva Esparta, se va a realizar esta actividad que para nosotros es la cumbre del pueblo, es la anticumbre democrática frente a esta situación. No esta demás recordar aquello que dijo un célebre personaje hoy fallecido (el expresidente Hugo Chávez) de que mientras los gobiernos `andan de cumbre en cumbre, los pueblos están de abismos en abismos´. Mejor demostración de ello, imposible”, acotó.

Al responder preguntas de los periodistas, Torrealba precisó que la Unidad, inicialmente, había solicitado al CNE instalar 40 mil máquinas en 14.500 centros de recolección para la etapa del 20 %, lo cual se modificó a 19.500 máquinas en 6.500 puntos en una solicitud que fue consignada ayer. “Esa es la plataforma tecnológica que se utiliza en una elección nacional en un día. Pero si son tres días (para la recolección del 20 %) eso se puede ajustar, y ese es el espíritu de la propuesta que hicimos ayer ante el CNE”, explicó.

“Lo que no es admisible es que se establezca un número de máquinas que impida que la totalidad del registro electoral pueda manifestar su voluntad. Tampoco es admisible que esos centros de recolección estén ubicados en  lugares donde no hay electores, o son de difícil acceso o estén controlados por grupos violentos”, precisó.

“Otro punto crucial es que ese 20 % sea a nivel nacional (no por estado). Esta no es una opinión de la Unidad, eso está en la Constitución y para cambiar eso tendrían que reescribir la Constitución o por lo menos el artículo 72”, añadió.

“En todos los referendos realizados se ha respetado la circunscripción del cargo que se está solicitando revocar. En el referendo del 2004 el 20 % fue nacional no por un capricho, sino porque es lo que dice la Constitución”, insistió.

El revocatorio es innegociable

Sobre las conversaciones que han sostenido personeros del gobierno y representantes de la Unidad, Torrealba reiteró que la alianza opositora está dispuesta a reunirse con quien sea y donde sea para hacer avanzar la construcción de la solución electoral a la crisis que sufre Venezuela. “No somos tan irresponsables como los señores del gobierno nacional. Somos gente seria, somos una fuerza política que en breve plazo está llamada a conducir los destinos del país”, dijo.

En tal sentido aseguró que en esas conversaciones “no hay otro tema que el de la salida electoral a la crisis venezolana. Ese es nuestro tema principal junto con el de la libertad de los pesos políticos. Ahora, que haya gente que acepte hablar de estos temas en privado y después lo niegue en público, es otra cosa. Eso tiene que ver es con los niveles de incapacidad para manejarse como estadista”, comentó.

“El gobierno – prosiguió – es una mezcla de incoherencia con mala fe. Mala fe porque han estado mintiendo sobre lo que se dijo y lo que no se dijo en esas reuniones. Incoherencia porque mientras hay unos sentados, hay otros que están dinamitando ese proceso. Una vez que el gobierno resuelva ese problema y que uno pueda saber si estamos hablando con una delegación que representa a todo el sistema oficial, entonces quizá podamos hablar”.

Cuando un periodista preguntó a Torrealba si es el diputado Diosdado Cabello quien está dinamitando el proceso, respondió “por sus obras los conoceréis”.

“En todo caso, hasta que no se resuelva el tema del 20 % y no se despeje el camino al RR, eso va a ser muy difícil. Saludamos la manifestación de la Santa Sede de incorporarse a este proceso y de servir de garante y mediador pero, incluso para eso, en primer lugar tiene que quedar absolutamente claro el tema del 20 % y el tema del RR, porque eso es un derecho constitucional y los derechos ni se negocian, ni se dialogan ni se chismean. Los derechos se ejercen”, advirtió.

“Sobre lo cual hay necesidad de conversar es para quitar los obstáculos ilegales que el gobierno ha colocado en el camino de revocatorio. Pero el revocatorio es innegociable”, concluyó.