Diputado Carlos Valero alertó que Maduro privatiza Citgo a espaldas del pueblo para financiar la corrupción

carlosvalero
El diputado a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Carlos Valero, alertó que la reestructuración de la deuda de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), colocando como garantía las acciones de la empresa Citgo, filial de Pdvsa, implicando en la práctica la privatización, de Citgo, realizada a espaldas del pueblo y sin la necesaria aprobación de la Asamblea Nacional.
Nota de prensa
Valero indicó que Maduro y su gobierno son capaces de vender todos los activos de Pdvsa, para seguir manteniendo un modelo económico basado en la corrupción, los controles y la ineficiencia. “Resulta inaceptable y amoral la forma como están raspando la olla para que un grupito de burócratas siga usufructuando un dólar a 10 bolívares, que después es cambiado a 1.000 Bs en el mercado paralelo. Está claro que a estas alturas la corrupción y el control político, son las únicas variables que explican por qué el gobierno se aferra a un modelo económico que tiene a la mayoría de los venezolanos pasando hambre, sufriendo una inflación terrible y una situación de inseguridad realmente inhumana”, aseveró.
Asimismo, el parlamentario por la tolda azul, denunció que el gobierno pretende seguir justificando sus políticas públicas con el Decreto de Emergencia Económica, para gobernar sin control parlamentario, es decir, fuera de la legalidad.
“Advertimos a la comunidad internacional, a los bancos privados y públicos internacionales, que corren un alto riesgo si avalan la ilegalidad del gobierno de Maduro y aceptan adquirir deuda pública venezolana sin aprobación parlamentaria, ya que la misma no podría ser reconocida por un nuevo gobierno”, dijo.
Por último, el diputado Carlos Valero, ratificó que la solución a la crisis sistémica que atraviesa el país, pasa por restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), detener el golpe de Estado judicial contra el Parlamento Nacional y aceptar el cronograma electoral establecido en la Carta Magna, que ratifica el Referendo Revocatorio y las elecciones regionales. Agregó que el conflicto de poderes sólo beneficia a los corruptos que quieren seguir medrando de las finanzas públicas sin ningún tipo de control.