Julio César Arreaza B.: Aislamiento internacional

thumbnailjuliocesararreazaLo del Mercosur marca un punto de inflexión en el aislamiento internacional que sufre Venezuela a causa de los desafueros fascistas del régimen forajido y corrupto que nos gobierna. La pobre Canciller producto de sus evidentes limitaciones para ejercer ese alto cargo pretendió tomar la presidencia pro tempore a la fuerza, actuando dolosamente de la misma manera como acostumbran actuar en el ámbito nacional, amparados aquí por unos poderes públicos serviles y mal constituidos violando flagrantemente la Carta Magna, hecha a la medida de los hegemónicos.

No solamente fueron sacados a puntapiés de la presidencia sino que se les advirtió que tenían de plazo hasta diciembre para adecuarse a los protocolos democráticos de la institución, en caso de no hacerlo serían expulsados por la puerta de atrás.

Craso error cometieron los gobiernos corruptos de Lula y de los Kirchner al aceptar la inclusión del régimen comprada con la chequera de Chávez y de allí nació el cáncer que está a punto de liquidar a Mercosur. Los malandros del Foro de Sao Paulo le cambiaron su naturaleza económica e integracionista y le insuflaron una dosis mortal de política populista financiada con la chequera petrolera venezolana.

Y no pasa nada, a pesar de la barrabasada la Canciller no tiene la dignidad de  renunciar y el mandatario que tiene de nuevo su nacionalidad cuestionada por el surgimiento de nuevos elementos, no la saca. El otro puntal inamovible es el hermanito de Delcy que tiene el alma envilecida de tanto odio acumulado y que ha postrado a la capital Caracas en la más dantesca miseria y maneja a discreción el CNE, que juega  a favor de la permanencia de los malos en el poder.

Antes de las pifias cometidas en el Mercosur, el jurista Almagro les había aplicado con rigor la Carta Democrática con un escrito adosado de pruebas duras y consistentes donde se condensan perfectamente todos los delitos perpetrados por el régimen haciendo énfasis en los crímenes de lesa humanidad y las violaciones a los derechos humanos contra gente de pensamiento plural de carne y huesos venezolanos. Hemos alcanzado los demócratas una victoria en el plano internacional donde han quedado al desnudo las mentiras y las malas artes de los facinerosos que más temprano que tarde tendrán que pagar por sus tropelías.

De abismo en abismo han conducido al país el galáctico y su heredero, con una crisis humanitaria, con gente pasando hambre, con venezolanos muriendo de mengua por falta de medicinas, y la tasa de homicidio in crescendo llevándose a la juventud; es dentro de tal marco en el que se realiza en Margarita, isla que amurallaron, una cumbre de no alineados sin razón de ser. Es un club de dictadores donde militan 40 impresentables sátrapas y en el despropósito se bailó el régimen la plata que no tiene para cumplir con los nacionales.

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!