Meten a prisión a un joven por pedir en Twitter que España sea un Emirato Islámico

Espana

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha enviado a prisión a Karin El Idrissi Soussi, de 27 años, detenido este jueves por enaltecer el terrorismo yihadista en redes sociales, alentando a que España se convirtiera pronto en un Emirato Islámico. La policía también detuvo a otro joven, Omar S.A.A., de 18 años, por los mismos delitos de enaltecimiento del terrorismo, amenazas y autoadoctrinamiento con fines terroristas, sin que por el momento haya trascendido su situación, publica El País.

El arrestado de 27 años vivía en el distrito madrileño de Usera. De padres marroquíes, pero nacido en Madrid, se había convertido, a ojos de la policía y la justicia española, en un joven español completamente radicalizado.

La Brigada de Información inició la investigación en el marco de la vigilancia de individuos radicalizados de carácter yihadista. Los agentes supieron que viajó a Turquía y regresó a España pocos días después, a través de la frontera turco-húngara. Con anterioridad ya había ya había protagonizado algunos actos que mostraban su radicalismo islamista en un Centro de Educación Secundaria donde estudiaba un módulo de Informática.

En el centro de enseñanza, Karim llegó a justificar públicamente y en diversas ocasiones dos atentados con víctimas a manos del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés). Llegó a afirmar que el Estado Islámico es el Estado ideal donde debe vivir un musulmán y manifestó ante sus compañeros su intención de combatir en sus filas.

Según los investigadores, acudía casi a diario a una biblioteca pública donde se conectaba a Internet, navegaba por numerosas páginas de contenido yihadista y creaba perfiles en Twitter y otras redes sociales “encubriendo su identidad”.

Desde estas cuentas difundía y ensalzaba las ideas, actividades y noticias de determinadas organizaciones terroristas yihadistas y, en especial, del Estado Islámico, apoyaba a los presos por delitos de terrorismo yihadista, criticaba a los musulmanes moderados y expresaba públicamente su deseo de que España se convirtiese en un futuro en un Emirato Islámico.