Vicente Brito: La paralización y virtual quiebra de muchas de las empresas públicas son las responsables de nuestra crisis

empresa

Es evidente que la poca producción de las empresas públicas, así como los altos montos que se les han otorgado en Bs y $ del tesoro nacional, son las razones de nuestra crisis, lo observamos en la poca producción alcanzada por la mayoría de ellas, con sus efectos en el desabastecimiento, considera Vicente Brito, presidene de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución.

Si consideramos las principales áreas de producción del complejo empresarial público, nos encontramos que son aquellas donde se obtienen los productos de mayor consumo para los venezolanos, sobre todo en: alimentos, materiales para la construcción, vehículos, etc.

En todos se observa una grave limitante en su eficiencia y capacidad productiva.

Las razones son múltiples y bien conocidas no solo por lo poco que ellas logran en cantidades, sino por el deterioro que se observa en buena parte de su infraestructura lo cual agrava aún más sus posibilidades para mejorar su capacidad instalada.

Vamos a mencionar y dar algunas cifras de las más importantes que a nuestro entender son las más necesarias para satisfacer las necesidades de consumo de los Venezolanos, lo más preocupante es que a partir de 2007 se han destinado más de 50.000 millones de $ para importar lo que ellas han dejado de producir, así como unos 40.0000 millones de $ y más de un trillón de bolívares que han consumido en el sostenimiento de sus pérdidas operativas y financieras.

Al patrimonio ser inferior al monto de los auxilios financieros recibidos. Estas empresas están en su relación pasivo – activo contablemente QUEBRADAS, siendo casi imposible la recuperación de los recursos públicos otorgados.

Los bolívares que han recibido son de los pagarés otorgados a PDVSA vía Banco Central, lo cual se considera responsable de nuestra alta inflación por ser dinero inorgánico que ha aumentado 10 veces la liquides monetaria en 8 años.

1. ALIMENTOS. En distintos análisis realizados, hemos destacado la capacidad instalada para la producción de alimentos en las tierras y empresas bajo el control público, encontrando que sus volúmenes de producción son mínimos acordes con su capacidad instalada, siendo los sectores económicos más importantes, los siguientes:

AGRICULTURA. El Gobierno cuenta con unas 8 millones de hectáreas de tierras fértiles, incluye las 5 MM Has quitadas a los privados y las 3 MM Has que eran del antiguo IAN, el numero sembradas en estas tierras en el ciclo de invierno que termina, fueron un 4%, unas 320.000 del gran total, los anuncios oficiales de sembrar hasta 3 millones hectáreas no se alcanzaron a pesar de los recursos asignados y contar con gran cantidad de maquinarias y equipos agrícolas. La producción obtenida de maíz, arroz, caña de azúcar, café, caraota, soya, sorgo, etc. es evidente

LECHE. A pesar de contar con empresas procesadoras como Lácteos los Andes, centros de producción y procesadoras para leche en polvo. Los volúmenes son bajos.

PESCA. Uno de los proyectos de mayor inversión publica para producir pescado barato y abundante fue ALBAPESCA, los montos asignados en $ y Bs fueron mil millonarios, su capacidad de producción se estima baja. Ejemplo, de ser el quinto productor de ATUN en el mundo hoy tenemos que importarlo.

POLLOS y HUEVOS. El gobierno tomo la más importante empresas productoras avícolas, como granjas la CARIDAD y plantas procesadoras de alimentos para producir huevos y pollos. Hoy la producción de este complejo es limitada.

2. MATERIALES DE CONSTRUCCION.

CEMENTO. La caída de producción de este complejo cementero, todo en manos del gobierno es evidente, hoy un saco de cemento se paga muy por encima de su precio regulado y pasamos de ser exportador a importador.

ACERO. Las empresas productoras de acero, que pasaron a manos públicas hoy demuestran su grave caída de producción, el precio de cabillas, vigas, planchas, etc. su precio al público es elevado y el suministro es limitado. También pasamos de exportadores a importadores.

3. VEHICULOS. Las plantas creadas para tal fin no producen las cantidades anunciadas y los tipos de vehículo más económicos para cubrir consumo de sectores de menores ingresos, no aparecen en cantidades suficientes.

Si analizamos toda la gama de empresas públicas con capacidad para cubrir el consumo nacional, la gran mayoría de ellas no logran las cantidades acordes con su capacidad instalada. Lo cual constituye una interrogante preocupante al ver cómo estas tierras y empresas desmejoran año a año las cantidades que producen y hoy oscilan entre 15% y 25% de lo que se obtenía cuando estaban operativas en manos del sector privado. Las razones de esta caída productiva demuestran improvisación, fallas técnicas y administrativas en sus operaciones, así lo demuestran los escasos resultados obtenidos.

Lo que observamos son crecientes necesidades de mayor aporte financiero de dinero público para evitar su cierre o paralización de actividades, a pesar de las enormes deudas que ellas mantienen con PDVSA, por lo cual las consideramos responsables de buena parte de la inflación, deuda externa y déficit fiscal.

Vicente Brito

Presidente

Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución