El 90% de los emigrantes son profesionalizados

Foto: Tomás Páez, sociólogo, investigador, autor de libros La voz de la diáspora venezolana / El Carabobeño
Foto: Tomás Páez, sociólogo, investigador, autor de libros La voz de la diáspora venezolana / El Carabobeño

La crisis de insumos y medicinas calculada en 87% (Encuesta Nacional de Hospitales) y 85% (Federación Farmacéutica) respectivamente, haría que sus conocimientos fueran más útiles aquí que en Estados Unidos. Es una historia contada por el profesor Tomás Páez, investigador de la emigración de venezolanos en tiempos de revolución. El jueves presentó en Valencia su libro: “La voz de la diáspora venezolana”, según El Carabobeño.

Al poco tiempo de llegar a su tierra el médico fue secuestrado. No solo, sino con sus tres hijos: de cinco, seis y siete años. No tuvo opción que devolverse a un país donde sería extranjero, pero tendría calidad de vida. “Esa es gente que yo digo: no que se fueron de Venezuela, sino que el país los expulsó”. La diáspora, calculada por el investigador en cerca de dos millones de personas, tiene un dato aún más preocupante: 90% de quienes se van están profesionalizados.

RAZONES PARA MIGRAR

Hay dos razones principales. La inseguridad jurídica y personal es la primera, explica Páez, sociólogo. Venezuela es un país en donde se perdió el derecho de propiedad: incluso el de la vida misma, el más preciado, matiza. El segundo motivo de la emigración masiva responde a la crisis económica profunda. “Tenemos 60% del parque industrial paralizado, la inflación alcanzó 500% en el año”.

El trabajo de investigación dirigido por el profesor abarcó diversas herramientas: se aplicaron más de 400 cuestionarios y 100 entrevistas de profundidad a venezolanos en más de 40 países. Se hicieron asambleas, focus group y reuniones con no menos de dos mil 500 personas. Todas emigrantes.

Venezuela siempre fue un país receptor de emigrantes. Ahora los exporta. En 1960 la población tenía 15% de extranjeros en primera generación. Portugueses, españoles, italianos, árabes, asiáticos: la mayoría huyendo de los desmanes de la II Guerra Mundial y que lograron establecerse en el abanico de oportunidades que brindaba el país caribeño. “Uno veía los salones de clase, preguntaba por los extranjeros y muchos levantaban la mano”.

La llegada del chavismo le dio vuelta a la tendencia. No hay cifras oficiales, lo que es muy grave, opina Páez. “La estadística es un bien público, garantiza la democracia”. Aún así, se estima que 90% de la migración se concentra en los últimos 17 años.