El Ceilt lleva 11 años ofreciendo atención personalizada a niños y adolescentes con necesidades especiales

Screenshot_4

El Centro de Estimulación Integral La Tahona (Ceilt) lleva 11 años trabajando en el desarrollo integral de niños y adolescentes con discapacidades físicas o cognitivas, ofreciéndoles apoyo en las distintas áreas del desarrollo mediante técnicas que refuercen un mejor desenvolvimiento social, educativo y familiar.

Ileana Arévalo, directora fundadora del Ceilt, asegura el éxito del centro está en que ofrecen atención personalizada a través de un equipo multidisciplinario especializado en terapia ocupacional, terapia de lenguaje, psicológica y fisioterapia, y permite al niño superar más rápido la etapa de dificultad y pueda, en algunos casos, reintegrarse al sistema de educación regular.

La directora del Ceilt detalla que los niños y adolescentes que llegan al centro comienzan a trabajar en el aula con una psicopedagoga y, de ahí, son referidos a las terapias específicas para cada caso según sus necesidades. “Nuestros niños cuentan con espacios para esparcimiento como si estuvieran en un colegio regular, en donde pueden compartir con sus otros compañeros, además de ser tratados con mucho cariño por quienes hacemos vida en el centro. Aquí son atendidos por psicólogos, fisioterapeutas, terapistas de lenguaje, entre otros; todo en un mismo lugar”.

El Ceilt está dirigido a niños y adolescentes que presenten trastorno del desarrollo intelectual, del aprendizaje, del lenguaje, trastornos disruptivos, del control de impulsos y de la conducta; trastornos por déficit de atención e hiperactividad, trastornos generalizados del desarrollo, síndrome de down.

Arévalo comenta que el Centro de Estimulación Integral La Tahona nació luego de ver que la población con necesidades especiales no estaba atendida de manera integral, “nos dimos cuenta de que no existía un lugar donde además de los cuidados básicos, se prestara un servicio integral que conjugara la parte educativa y el apoyo profesional en un solo espacio. Muchas madres trabajan y el niño, por su condición no puede asistir al colegio y cada día que pasa sin intervención, cuesta recuperarlo”.

La directora del centro resalta que entre sus principales valores está la dignidad humana de los niños, su familia y el equipo de trabajo. “Creemos firmemente en la familia como valor fundamental en la formación integral del niño y la integración de todos los seres humanos a la sociedad”, señala. Dentro de las fortalezas de este centro, explica Arévalo, se encuentran sus instalaciones físicas, dotación de equipos y su personal multidisciplinario en un mismo lugar.

El Centro de Estimulación Integral La Tahona está ubicado en Av. La Guairita, calle El Martillo, sector La Tahona, urbanización La Trinidad. Punto de referencia: Avepane y el horario es de 7:30am a 12:30pm o hasta las 4:30 de la tarde. Para pacientes de refuerzo, de 1:30 a 4:30 de la tarde. Además en sus redes sociales se puede obtener mayor información a través del @CeiltCaracas.

Np