Los juristas de la dictadura, por Leonardo Fernández

thumbnailLeonardoFernandezReforzarse judicialmente es un paso importante para las dictaduras, con un control férreo del sistema legal, pueden oficializar todo tipo de arbitrariedades y argumentar que un poder “independiente” se ha pronunciado. Esta estrategia fue pulida durante el régimen Nazi con los llamados “Juristas del Horror”, hoy la tiranía madurista pretende frenar el cambio mediante las sentencias del TSJ.

Maduro no puede permitir ningún tipo de elección, porque sabe que está destinado a perder cualquier consulta, pero no quiere cargar con el peso de ser quien detenta el Revocatorio. La estrategia del gobierno ha consistido en jugar al desgaste de las fuerzas democráticas, colocando cada vez más escollos en el camino al referendo, atrasando lo más posible el proceso.

La esperanza de la dictadura era que nosotros nos rindiéramos y abandonáramos el Revocatorio denunciando los fraudes del CNE, pero la MUD ha entendido que este no es el momento de dar marcha atrás ya que con el respaldo del 80% de la población podemos saltar todos los obstáculos que el poder electoral imponga. A pesar de la inconstitucional exigencia de que el 20% se cumpliera por estado, la Unidad está encaminada a lograr una cantidad de firmas muy superior al requerido para el Referendo, frente el pronunciamiento de millones de ciudadanos dispuestos a defender su causa el costo a pagar por impedir esta elección sería muy alto.

Ante este panorama, las alarmas se han disparado en Miraflores, no han podido lograr que sea la MUD la que abandone el proceso y ahora se acercan a un punto sin retorno, porque la recolección de millones de firmas dejaría desnuda a la dictadura y daría fuerza a la opción del cambio. Por eso recurren a su más fiel verdugo: “El TSJ”.

Los venezolanos sabemos que el TSJ es capaz de declarar inconstitucional la propia Carta Magna para complacer al gobierno, ahora pretenden argumentar un supuesto fraude para paralizar el Revocatorio. Si esperan que esa o cualquier medida, detenga el impulso del pueblo para lograr el cambio están muy equivocados, si los juristas de la dictadura se decantan por ir contra la voluntad del soberano, entonces encontrarán una avalancha ciudadana en las calles defendiendo sus derechos, de manera pacífica, pero contundente.

Es triste que estos jueces pasen a la historia como unos defensores de la injusticia, las futuras generaciones contrastarán la cobardía de ellos, con el valor de los defensores del cambio.