Turba linchó y quemó a dos presuntos hampones en Puerto La Cruz

Foto: Archivo
Foto: Archivo

 

Una turba de enfurecidos vecinos del barrio Los Yaquez de Puerto La Cruz agarraron a tres supuestos “malandros”, a quienes golpearon salvajemente, acuchillaron y después le prendieron candela, publica El Tiempo.

Dos de ellos murieron tras el linchamiento y el tercero se debate entre la vida y la muerte, en el hospital Luis Razetti, en Barcelona.

La apacible calma que reinaba a las 12:30 de la tarde de ayer en la calle Esperanza con El Silencio de la barriada porteña, se vio interrumpida con el ruido de unas detonaciones.

Desde sus casas, los vecinos vieron con asombro cómo el parrillero de una moto, junto a otro sujeto, abordaron a un ciudadano que llegaba a una de las viviendas de la barriada con su hijo. Luego trataron de despojarlo de su Chevrolet Ludimax, color blanco.

Carlos, habitante de la comunidad, contó que el hijo del dueño de la camioneta, quien practica artes marciales, forcejeó con los hampones y los dominó, pero un tercer delincuente que se bajó de un Ford Fiesta, color azul, al ver a sus compinches doblegados, efectúa dos disparos al muchacho.

Pero el yudoca también le hizo frente y logró desarmarlo, aun cuando estaba herido.

La barbarie

Como jaurías enfurecidas y al estilo de los pueblos primitivos, residentes del barrio salieron de sus casas y agarraron a Albert Antonio León Rodríguez, de 22 años, Merwin Rojas Aguilera (28 años) y Héctor Luis Brito (27), a quienes amarraron a un poste.

Algunos vecinos, que prefirieron no identificarse por seguridad, narraron lo ocurrido. “Los golpearon como animales salvajes con todo cuanto tenían en sus manos. Los acuchillaron y trataron de estrangularlos. Luego les prendieron candela”.

Cuando se estaban quemando, los ciudadanos decidieron soltarlos, pero en su intento por correr, cayeron al pavimento. Alberto Antonio y Merwin Rojas quedaron uno al lado del otro, mientras que Héctor Luis se desplomó sin vida a unos tres metros.

“Agua…quiero agua”, clamaban moribundo los heridos, cuando eran recogidos por funcionarios de Protección Civil, quienes los trasladaron a una clínica privada, en la avenida 5 de Julio de Puerto La Cruz. Allí falleció Albert Antonio.

Posteriormente, Merwin Rojas fue llevado por la misma comisión de Protección Civil al hospital Razetti.

Fuera de peligro

Ricardo Aguilera, de 23 años, quien pertenece a la selección nacional de judoca, recibió un tiro en la pierna derecha.

Fue llevado un centro privado, donde se recupera. Un allegado a la familia comentó que Aguilera llegó a la casa a despedirse, porque viajaría a España a representar a Venezuela en un campeonato de judoca.

Al lugar del violento episodio, se presentaron oficiales de la Policía del estado Anzoátegui para resguardar el sitio. También lo hizo el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística de Puerto La Cruz, al mando del comisario Jhonny Rodríguez, jefe del Cicpc, quien dirigió la inspección del lugar.

Los policías tratan de identificar al acompañante del parrillero y al chofer del Fiesta, quienes huyeron despavoridos del sitio. Al parecer, el grupo delictivo reside en el barrio Las Delicias, en Puerto La Cruz.

Misericordia
“No los juzgo ni los condeno tampoco, pero las personas que lincharon a estos jóvenes se hicieron asesinos y delincuentes como ellos, ahora cargan con un muerto sobre sus hombros”, dijo llorando un tío de Héctor Brito. “Le pedí que se alejara del mal camino porque lo matarían, pero no me hizo caso”, dijo el hombre.
Segunda vez
El domingo 11 de septiembre mataron a Javier Salcedo, de 29 años. Los responsables fueron unos sujetos que querían robarle la moto. El hecho ocurrió en la Pica del Neverí, en el municipio Bolívar. La rabia se apoderó de los vecinos, quienes le destrozaron la cabeza con un piedra y luego lo quemaron.