Hendrik García: Manuel Rosales con su pueblo

Hendrik Garcia  Se cumple un año de injusta prisión  de un hombre que sin lugar a dudas le puso un sello de diferencia a lo que se conocía para ese momento en el que hacer de la gerencia publica, pues ejerció su funciones de manera inclusiva  con una visión de estadista  con eficiencia y calidad al servicio del pueblo primero en la Alcaldía de Maracaibo y posteriormente desde la Gobernación del estado Zulia , su trabajo y constancia en la defensa de la descentralización convirtieron su liderazgo en referencia nacional de lo que es hacer un buen gobierno para todos. 

En Venezuela todo aquel como Manuel Rosales que lucha y piensa diferente al régimen y demuestre con hechos, obras y acciones que los venezolanos podemos estar mejor que esta decadente anacrónico modelo sucursal de la miseria que han convertido a nuestro país es perseguido hasta llevarlo al exilio para luego hacerlo preso político en las mazmorras de esta neo-dictadura del siglo XXI que aquí vivimos.

Porque aun con la confesión de Aponte y de que Pírela se haya retractado reconociendo de que lo habían manipulado desde la cúpula del Regimen  para que acusaran con pruebas falsas en contra de Rosales, es que  no ha bastado que el mismo Dip. A.N José Luis Pirela interpusiera una denuncia ante el Ministerio Público solicitando la revisión de la medida cautelar a Manuel Rosales por considerarla “un fraude procesal” y este aun siga injustamente preso.

Es bueno recordar que este líder del Zulia fue el principal adversario de Hugo Chávez en la elección presidencial de 2006 a su vez motivo a los venezolanos para que retomaran la esperanza de salir a votar y vencer el miedo, esto  lo transformo en pieza fundamental de inspiración que  junto a la generación de jóvenes se sumaron con participación activa para el triunfo de la oposición en la consulta para la Reforma Constitucional de 2007, representando la única derrota a nivel nacional que sufrió Hugo Chávez.

 Es imposible olvidar que Chávez  tampoco nunca pudo ganarle a Rosales en el estado Zulia elevando esta entidad como bastión de la unidad, donde Manuel en el 2008 es electo nuevamente como Alcalde de Maracaibo, y su candidatura fue factor determinante para el triunfo de la oposición en el Zulia.

El temor del régimen a su liderazgo  entre el pueblo venezolano y en especial el zuliano hicieron que Hugo Chávez pierda la compostura y públicamente iniciase  su feroz persecución política  contra Manuel Rosales Guerrero usando para este fin Chavez todos los poderes del Estado, para acabar con Rosales de la palestra publica venezolana.

Debido a esta venganza política Manuel Rosales,  tuvo que salir del país y solicitar asilo político al Estado peruano el pudo haberse quedado fuera de de Venezuela como un mero espectador mas pero reitero en estas líneas los que hemos seguido y acompañado su amplia trayectoria política vimos con su llegada un aporte clave para la unidad pues sabemos del apego de este gran líder que tiene por su familia por su pueblo Manuel,  el es  un hombre de valores muy profundos por la democracia que ama esta  tierra zuliana  y le duele el horror que todo el país esta sufriendo, el decidió valientemente retornar para seguir aportando en esta lucha para que salgamos de esta terrible crisis humanitaria que ahora representa Maduro y Arias, que continúan con la terquedad irracional de estos en querer como sea insistir en la aplicación de este  primitivo modelo disque socialista “chavomadurista” autoritario y totalitario causante de tanta miseria inhumana.

Insistimos frente al mundo Manuel Rosales es inocente y  los zulianos exigimos que debe estar libre al lado de su pueblo que siempre lo recuerda “con afecto y cariño”, pero si los tribunales venezolanos continúan sin dar repuesta oportuna a su libertad se debería acudir  a instancias internacionales porque es un crimen de “lesa humanidad” lo que están haciéndo en contra de este líder político.

“Sereno y firme, sin etiquetas personales ni violentas, mantengo mis ideales por un país próspero y en paz”. Manuel Rosales Guerrero

Artículo de Opinión por:

Lic. Hendrik García / Comunicador Social

Ciudad Ojeda 15/10/2016