Venezuela pide libertad, por Leonardo Fernández

 

El pasado viernes 14 de octubre, el pueblo de Maracaibo salió masivamente a manifestar su exigencia de libertad para Manuel Rosales a 1 año de su injusto encarcelamiento. Los zulianos con el partido Un Nuevo Tiempo a la vanguardia clamamos por el fin de la persecución política y castigo, no solo contra nuestro líder fundador, sino contra todos los que sufren de la represión por el “delito” de pensar diferente.

A todos los venezolanos se nos ha privado de nuestra libertad en una mayor o menor medida, a los líderes políticos se les encierra en la cárcel, se inhabilitan políticamente o se les mantiene bajo contante amenaza y persecución. Los estudiantes, trabajadores y manifestantes sufren de la más feroz represión por parte de los cuerpos de seguridad, llegando incluso al extremo de ser asesinados, por ejercer su derecho a la protesta.

Este régimen ha llegado al extremo de aprovechar la crisis humanitaria en alimentos, para ejercer un control sobre las acciones y opiniones de los venezolanos, la última prueba de esto se dio en Caracas donde un dirigente oficialista amenazó con “suspender de los CLAP a quienes criticaran al gobierno”. Juegan con el hambre de los venezolanos y pretenden dominarnos a través del  estómago.

Es por ello que la lucha por la libertad está encaminada a lograr la liberación de todos los presos políticos, desde Manuel Rosales, Leopoldo López, Antonio Ledezma, hasta los estudiantes, sindicalistas y ciudadanos detenidos por defender la democracia. Sin embargo, esta lucha tiene un objetivo más amplio y es lograr la libertad de todo el pueblo de Venezuela, que se encuentra hoy bajo el yugo del despotismo de Maduro y su séquito.

Nuestra lucha es por un país, con verdadera libertad de expresión, donde los periodistas no teman ir presos por emitir sus opiniones, con libertades económicas, para que los ciudadanos puedan acceder a bienes y servicios con tranquilidad y sean capaces de emprender un negocio productivo, con la certeza que no le será arrebatado.

Los marabinos manifestamos por la libertad física del mejor gobernador que ha tenido este estado, pero también por las libertades violadas a todos los venezolanos. El camino para conquistar estos objetivos pasa porque el próximo 26, 27 y 28 de octubre salgamos todos a estampar nuestra firma y dejar nuestra huella para activar el Referendo Revocatorio.