Félix Istúriz: La Constitución es la mujer más violada en el país

Félix Istúriz

El presidente del Colegio de Abogados del estado Bolívar, profesor y doctor Félix Istúriz, afirma que “cuando la dama se quita ese velo de los ojos y ve, lamentablemente, se pierde todo el criterio de una justicia imparcial ajustada a las leyes”.

Istúriz considera existe una “perversión constitucional” en los actuales momentos en el país, a propósito del manejo que se pretende dar a la Constitución Nacional, y a las leyes que rigen la justicia venezolana, desde el seno del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
“Existe un desvelo por plantearse la constitucionalidad de los actos, y desde mi punto de vista personal, donde no comprometo a nadie, existe una perversión constitucional”, afirmó.

El recién electo presidente del gremio abogadil en el estado Bolívar está convencido que la balanza que lleva en las manos la llamada dama ciega, que denota una justicia imparcial, se ha ido inclinando para el lado más pesado, “que es el lado del gobierno, en el caso de la concreción ciudadana”.

Istúriz aclaró que aunque el gremio mantiene su postura no partidista, incluso es su criterio personal, considera que no pueden tampoco estar ajenos a la realidad del país, y menos colocarse de espaldas a las atrocidades inconstitucionales que se están cometiendo. “Este gremio tiene que ser un centro crítico de las cosas que están pasado en el país”, afirma.

Subraya que la beligerancia que nos plantea la idea de la paz, y que se puede protestar desde la base del mecanismo que otorga el estado de derecho, se ha ido perdiendo.

En este sentido, asegura que esto lleva a la existencia de un desbalance que conduce a la posibilidad que la Constitución sea violentada de la peor manera. “La Constitución está convertida en la mujer, en la fémina, en la dama más violada del país, la más violada de la republicanidad, la más violada de la ciudadanía”, afirma.

Para Istùriz el estado venezolano, quien está obligado a proteger y sostener la Constitución Nacional, se convierte en su principal “violador”. Para finalizar, señala que el gobierno nacional debe corregir estos entuertos, estos desmanes inconstitucionales, antes que sea demasiado tarde para la democracia venezolana.

Np