Matan a dos hermanos y a su amigo en Zulia

Foto archivo
Foto archivo

 

A tiros asesinaron a los hermanos Wílliam Martín (30) y Willy Roger Gómez Padilla (19) junto a su amigo, Jhoángel Jesús Castellano Quero (20), en la casa 172, calle 3 del sector Jaime Lusinchi, parroquia La Concepción, municipio Jesús Enrique Lossada. Así lo reseña laverdad.com

Por Ricardo Serrano

A las 12.30 de la medianoche, mientras los hermanos Gómez dormían, tocaron la puerta de su habitación en nombre de la Policía científica. La abrieron, pero no eran efectivos policiales quienes llamaban, sino tres maleantes. Les dispararon a quemarropa, comentó un pariente.

Jhoángel se dio cuenta de lo sucedido y corrió hacia el patio de su casa. Los atacantes lo persiguieron. Entraron a la habitación de Austeria Padilla, madre de Wílliam y Willy. Su víctima se escudó detrás de ella, pero los desconocidos la patearon, la hicieron a un lado, lo ultimaron y huyeron.

Unos cinco minutos después del triple homicidio llegaron los familiares. Los cadáveres de los hermanos los encontraron boca abajo en el suelo. Castellano yacía debajo de su cama en un charco de sangre. Cerca había cuatro cartuchos de bala nueve milímetros. Sus parientes comentaron que los tres sicarios portaban pistolas.

No los auxiliaron

Marta Gómez, una de sus parientes, cuenta que escucharon alrededor de 20 detonaciones. Al sentir todo en calma corrieron hacia la habitación de los hermanos. Willy seguía con vida, pero gravemente herido. Lo trasladaron al Hospital José María Vargas, pero ingresó grave y murió de un paro respiratorio.

La madre de Wílliam y Willy aseguró que dos de los atacantes lucían como jóvenes no mayores de 20 años, mientras que el tercero aparentaba unos 35. Ni ella ni los demás parientes vieron huir a los asesinos.

Los familiares sospecharon de una camioneta que pasaba lentamente por la calle 3 del sector y presumen que los homicidas se estacionaron dos cuadras antes de llegar a la casa, caminaron hacia la recámara de las víctimas, construida en un anexo de latas de la vivienda.

Yirwin Paz, primo de Jhoángel, asegura que ninguno de los tres tenía conflictos en el sector. Trabajaban como obreros y albañiles ocasionalmente. Castellano estuvo siete meses viviendo en esa localidad con su esposa, su hija de tres años, y su bebé recién nacida. Wílliam Gómez tuvo a una niña.

Antes de mudarse a La Concepción, Jhoángel residía en Punta Gorda, municipio Cabimas.

Investigación
La Policía científica llegó a las 4.30 de la mañana. Levantaron los cuerpos y procedieron con las experticias, pero no ofrecieron detalles a los parientes. No hay identificación aún de los involucrados. Se investiga el móvil del crimen como una venganza.

Según la Policía, Wílliam Gómez presentaba antecedentes por los delitos de homicidio, en 2011, y hurto, en 2015.