Una mujer y su nieta están bajo sospecha de difteria en El Tigre

(foto Roiman Bejarano)
(foto Roiman Bejarano)

 

Una mujer de 55 años fue atendida este martes en la sala de emergencia del hospital general Felipe Guevara Rojas de El Tigre, con un cuadro clínico sospechoso de difteria. Así lo reseña eltiempo.com.ve

Por Argel Fernández

El secretario general del Colegio de Médicos, seccional sur, Fernando Guevara, confirmó el ingreso y agregó que “esa señora aparentemente tiene un familiar que registra síntomas similares y pudiera ser ingresada en las próximas horas”.

De hecho, poco después de su declaración, en la sala de emergencia pediátrica fue recluida una niña de 4 años, que es nieta de la paciente.

La información fue confirmada por fuentes médicas, quienes indicaron que la pequeña presenta dolor de garganta, fiebre, hiporexia (falta de apetito) y rinorrea (emisión abundante de líquido por la nariz).

Se supo que la infante estaba bajo el cuidado de su abuela en la población de Caico Seco, en el municipio Aragua de Barcelona donde residen.

A ambas les fueron ordenados los exámenes de exudado faríngeo (toma de muestra de la garganta), para precisar el diagnóstico.

Traslados

Una fuente hospitalaria informó que la abuela de la menor había ingresado al Guevara Rojas y luego fue remitida a un Centro de Diagnóstico Integral (CDI).

De ese módulo fue enviada de nuevo al centro, donde la evaluación arrojó que “presentaba la faringe roja, con placas y pus” y decaimiento general.

En principio se presumió amigdalitis pultácea, pero se dejó bajo evaluación para descartar la enfermedad que es transmitida por la bacteria Corynebacterium diphtheriae.

Ayer, en las áreas de emergencia del hospital, el personal médico se protegió con tapabocas y fue vacunado.

El director del recinto de El Tigre, Antonio Briceño, desmintió que se hayan confirmado los casos de difteria.

“Cualquier situación de sospecha la analizamos y procesamos, pero no hay confirmaciones ni activación de alarma, no sé de dónde salió esa información”.

Dijo que una sospecha de la enfermedad, “indudablemente es parte de la ética y conducta médica, pero de ahí a la confirmación hay kilómetros de distancia”.

De presentarse una situación relacionada con ese problema, de inmediato se tomarían las medidas necesarias, agregó. Insistió que hay que ser muy cuidadoso hasta al hablar de cuadros sospechosos.

Briceño dijo que están atentos frente a cualquier caso que llegue de Tumeremo, estado Bolívar, donde, aparentemente, hubo los reportes de la enfermedad.

Explicó que ordenaron los exámenes de hematología completa y pruebas hepáticas. “Los pacientes están estables y tranquilos”, acotó.