Con demanda corregida: Cabello pide al WSJ que se retracte de la información publicada en su contra

Demanda enmendada Cabello Oct 21

 

El diputado venezolano, Diosdado Cabello Rondón sometió a consideración de la Corte del Distrito Sur de Nueva York una nueva demanda enmendada por difamación contra el periódico estadounidense Wall Street Journal. Este viernes 21 de octubre, el dirigente chavista introdujo un documento donde intenta probar que son falsas las fuentes y las declaraciones usadas por los periodistas José Córdova y Juan Foreropara escribir el reportaje publicado el 18 de mayo de 2015 titulado: “Funcionarios venezolanos sospechosos de convertir al país en un centro global de cocaína”.

Por Maibort Petit (@maibortpetit)

Esta es la tercera vez que Cabello Rondón, a través de su abogadoGary S. Redish, someten a la corte la querella. La primera y segunda versión de la demanda por difamación fueron objetadas por la parte demanda por tener errores de fondo y de forma. En la primera ocasión, la demanda fechada el 5 de mayo de 2016, planteaba entre las empresas demandadas, aNews Corporation, pero dicha empresa no es subsidiaria Dow Jones & Company, que publica  Wall Street Journal (WSJ) por lo que se vieron en la obligación de rectificar la querella.

En octubre 3 de 2016, la abogada Katherine M. Bolger, representante de Dow Jones & Company y de News Corporation, pidió a la corte desestimar la demanda enmendada porque en la misma no se aclaraba que “son falsas las declaraciones de las fuentes consultadas por los periodistas donde se advierte que las agencias del gobierno de los Estados Unidos están investigando al demandante por supuestos vínculos con el tráfico de drogas y el lavado de dinero”.

El juez de la causa dió hasta el 21 de octubre, para presentar la demanda enmendada y definitiva sobre el caso. La nueva versión de la demanda deCabello Rondón contra WSJ dice que las alegaciones contenidas en el artículo son distorsionadas e inexactas, y que son completamente falsas las informaciones de las supuestas fuentes no identificadas del gobierno -que supuestamente habrían revelado a los periodistas mencionados sobre las investigaciones en curso que hacen las agencias gubernamentales-. “Esas fuentes son falsas o materialmente inexistentes” dice el documento.

Sostiene que el artículo del WSJ contiene una serie de alegaciones falsas y difamatorias contra el demandante, y dicha publicación se propagó por todo el mundo, lo que causó, y sigue causando, un enorme daño a la reputación y buen nombre del diputado Cabello Rondón, tanto en lo personal como en lo profesional ya que el demandante es un miembro clave de la Asamblea Nacional de Venezuela.  Asimismo, sostiene que la publicación falsa le causó una enorme pérdida económica.

Continúe leyendo en Maibort Petit