La Nueva Conferry no ha podido alzar vuelo

Estudios arrojan que la nación ha perdido más de 300 millones de dólares que fueron invertidos en compañía estatal de transporte marítimo
Estudios arrojan que la nación ha perdido más de 300 millones de dólares que fueron invertidos en compañía estatal de transporte marítimo

 

Usuarios aseguran que La Nueva Conferry “no ha podido alzar vuelo” desde que en 2011 fue nacionalizada por el presidente de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías. Así lo reseña eltiempo.com.ve

Por Vestalia Muñoz

Para el momento de la expropiación, la empresa naviera contaba con ocho barcos que prestaban el servicio de traslado marítimo entre Anzoátegui y Nueva Esparta. Eran dos expresos, tres convencionales, dos buques de carga pesada y el María Libre, que cubría la ruta hacia Coche.

Hoy, la mayoría de ellos y otros tres adquiridos por la compañía estatal permanecen varados en la Bahía de Pozuelos, a excepción de dos navíos que están en funcionamiento y, al parecer, a media máquina.

Según el presidente de la Federación de Profesionales en Turismo del estado Nueva Esparta, Francisco Briceño, los ocho buques operativos representaban para la isla de Margarita, 10 mil butacas de entrada e igual cantidad de salida por día, de las cuales actualmente sólo disponen de 1.750.

Hace cinco años, la naviera ofrecía a sus clientes más de 10 zarpes diarios, con dos barcos expresos en los horarios 8:00 am, 10:30 am, 12:00 pm, 4:00 pm, 6:00 pm y 8:00 pm; más los viajes convencionales a las 7:00 am, 1:00 pm, 7:00 pm y 1:00 am.

Falta de mantenimiento

Briceño mencionó que en septiembre de 2011, fecha de la estatización, los muelles de Puerto La Cruz y Punta de Piedras se encontraban en correcto estado operativo, pero desde hace cinco años, el deterioro de estos espacios se ha incrementado por falta de mantenimiento preventivo y correctivo, al igual, que las embarcaciones que fueron objeto de la expropiación.

Esta situación deja a la isla sin insumos, cada vez que se detiene el buque María Rosario, única nave de carga pesada que actualmente está en funcionamiento y que traslada alimentos, materiales de construcción y papel moneda, entre otros artículos.

El directivo de la federación de profesionales de Nueva Esparta enfatizó que estudios arrojan que la nación ha perdido más de 300 millones de dólares, a través de La Nueva Conferry, con la compra de tres barcos usados, renombrados Virgen del Valle II, Virgen de Coromoto y San Francisco de Asís; así como la inversión en repuestos y reparaciones de buques, más gastos administrativos, durante cinco gerencias diferentes.

Actualmente el servicio a los turistas es prestado desde el puerto de Guanta, a través del Croazia Jet, una embarcación por la que el Estado pagó 4.8 millones de euros para “adquirirla”, pero que realmente pertenece a Ferry Jet Marine, una empresa mixta que funge como socia y administradora del barco, de supuesta fabricación china, con capacidad para 700 pasajeros y 150 carros.

De fuentes extraoficiales, se conoció que por el alquiler de esta nave, la compañía naviera desembolsa unos 30 mil dólares diarios, es decir, cerca de 12 millones al año, monto que es 150% superior al costo del barco.

El transportista Luis Millán, quien durante más de 10 años ha usado el terminal Eulalia Buroz de Puerto La Cruz, expresó que en algunas ocasiones le ha tocado esperar 7 días para abordar, lapso en el cual ha observado que el sitio “ya no es ni la sombra de lo que fue”.

Explicó que, además del deterioro físico de las instalaciones, “por las noches el estacionamiento de Conferry se convierte en un espacio para la delincuencia y la prostitución, donde participan menores de edad”.

La usuaria Margaret Lucena, quien estaba en el terminal Eulalia Buroz para adquirir boletos, señaló que la naviera no ha podido salir a flote desde que fue expropiada por el Gobierno.

“La Nueva Conferry no ha podido alzar vuelo. Cada vez tienen menos embarcaciones y horarios disponibles y en varias oportunidades han suspendido sus salidas por fallas mecánicas”.

El diputado opositor en la Asamblea Nacional (AN), Carlos Andrés Michelangeli, ha denunciado en varias ocasiones, ante la Fiscalía General de la República, las irregularidades en las que incurre la naviera, como el cobro excesivo del pasaje y el pago de alquileres por tráilers y carpa, sumado a la demolición del terminal marítimo de Puerto La Cruz.
Dijo que en 2014 crearon una comisión de servicios en la AN para darle seguimiento al caso.

Debido al hundimiento parcial del ferry Carmen Ernestina, ocurrido el domingo 9 de octubre, el parlamentario anunció que solicitaría una investigación a la empresa estatal para determinar responsabilidades por el escoramiento de la embarcación.

Terminal

De la antigua estructura con aire acondicionado, sala de espera, restaurantes y taquillas de venta de boletos e información del terminal de ferrys de Puerto La Cruz, sólo quedan una carpa y los tráilers donde funcionan las oficinas administrativas de la naviera.
Las instalaciones fueron derrumbadas en el 2013, a menos de un año de haber sido rehabilitadas por el alcalde del municipio Sotillo, Stalin Fuentes, con una inversión superior a los 2 millones de bolívares.

500 millones de bolívares fueron destinados, por el entonces ministro del Poder Popular para Transporte Aéreo y Acuático, Hebert García Plaza, para el proyecto de modernización de la estación Eulalia Buroz. Incluiría un edificio principal con tiendas y restaurantes, estacionamiento y una pasarela abierta y climatizada que uniría la sede con los muelles y debió estar listo en diciembre de 2015.