Gobierno aumenta salario mínimo y bono de alimentación a partir del 1 de noviembre

Nicolas 2

 

El presidente Nicolás Maduro anunció el aumento de 40% en el salario integral a partir del 1 de noviembre. “He decidido activar el cuarto aumento salarial del año, con incidencia en los aguinaldos, de 40% integral”, dijo.

El salario mínimo y pensiones pasan de 22.576 a 27.091 mil bolívares,  mientras que el monto del bono de alimentación pasó a de 42.480  a 63.720 bolívares al mes.

Anunció también que a partir de mañana se inicia el pago de aguinaldos a trabajadores de la administración pública, y los pensionados recibirán un mes adicional de aguinaldo. Agregó que la Tarjeta socialista pasa de 30 mil  a 39 mil bolívares.

Este es el cuarto ajuste hacia el alza que el Ejecutivo ordena en lo que va de año, tiempo en el que se ha profundizado la crisis económica en la nación petrolera, con una disparada inflación que cerró 2015 en 180 % y se ha agudizado en 2016.

Maduro explicó que, con este último aumento del 40 %, en el conjunto del año se ha incrementado el salario mínimo en un 454 %.

Además, todas las tablas salariales de empleados públicos del país que están fuera del sueldo mínimo subirán un 20 %, agregó el jefe de Estado.

De esta forma, millones de empleados del sector público y privado en Venezuela tendrán derecho a un ingreso integral de 90.812 bolívares por mes, equivalentes a unos 138 dólares de acuerdo a la tasa oficial de cambio más alta, que se sitúa actualmente en cerca de 650 bolívares por cada dólar estadounidense.

Maduro también indicó que este aumento se aplicará a los pensionados y jubilados, unas tres millones de personas, según el Gobierno, que no perciben el beneficio de alimentación por lo que la pensión -igual para todos los pensionistas- se situará en 27.092 bolívares (cerca de 41 dólares).

Estos anuncios del Ejecutivo se producen un día antes de una huelga general de 12 horas convocada por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para presionar por un cambio político en el país.

Fedecámaras ha alertado que estos aumentos anunciados “de manera inconsulta” por el Ejecutivo puede llevar a reducir los puestos de trabajo y al cierre de empresas que no puedan afrontarlos.