Rajoy ofrece diálogo pero advierte que no admitirá imposiciones a su Gobierno

rajoy

 

El candidato a la reelección como jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy (PP, centroderecha), ofreció hoy diálogo a las fuerzas políticas para garantizar la gobernabilidad del país, pero advirtió que no admitirá que le impongan políticas con las que no esté de acuerdo.

EFE

Rajoy se somete hoy a la segunda votación en 48 horas para mantenerse al frente del Ejecutivo, y previsiblemente saldrá elegido con el respaldo de 170 votos y la abstención de los socialistas (PSOE), anunciada previamente y confirmada hoy en la Cámara por su portavoz, Antonio Hernando.

En una breve intervención en el Congreso, Rajoy dijo que su intención es trabajar por el entendimiento, ya que “la falta de mayorías nos hace a todos más responsables”.

Rajoy será elegido esta noche presidente del Gobierno con el apoyo de 170 de los 350 diputados y la abstención socialista, lo que pondrá fin a una interinidad de más de diez meses en los que el Gabinete carecía de competencias plenas.

Aunque abierto a la negociación, el líder conservador avisó de que pondrá unos “límites” al acuerdo y, en concreto, dijo que no negociará la unidad de España – en alusión al movimiento secesionista catalán – ni la estabilidad presupuestaria ni los compromisos derivados de la pertenencia a la Unión Europea.

Rajoy subrayó que no admitirá que el Congreso, donde carece de mayoría, pueda revocar las políticas que llevó a cabo desde que accedió al poder, en diciembre de 2011.

“Quiero un gobierno que gobierne, no que sea gobernado”, advirtió Rajoy, para quien eso sería una operación “ruinosa” para el país.

Tras la intervención de Rajoy habló el socialista Antonio Hernándo, quien confirmó la abstención socialista que hará posible la reelección del jefe del Ejecutivo, pero para evitar la convocatoria de elecciones en diciembre, las terceras en un año, puesto que el 31 de octubre vence el plazo para que haya Gobierno en España.

“Queremos evitar las terceras elecciones y que se deslegitime nuestra democracia”, afirmó Hernando, cuyo partido se ha fracturado por la división entre quienes defendían mantener el “no” a Rajoy y los que han optado por abstenerse.

Hernando aseguró que Rajoy “no cuenta” con la confianza de los socialistas y “no es el presidente que merece España”, después de un mandato caracterizado por “el deterioro de derechos de los ciudadanos, reformas económicas odiosas y quiebra de la cohesión social”.

Rajoy tiene 170 votos a favor procedentes del PP, los liberales de Ciudadanos (32) y una diputada regionalista canaria.