JP Morgan: Préstamos de la República no se pueden renovar sin permiso de la Asamblea Nacional

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

 

En los próximos meses la República debe afrontar pagos por 1,9 millardos de dólares en amortizaciones y 400 millones de dólares en intereses por los préstamos bilaterales, multilaterales y privados. Sin embargo, estos compromisos serán muy difíciles de renovar, dado que la Ley de Presupuesto de 2017 no fue aprobada por la Asamblea Nacional y se requiere del visto bueno del Parlamento para poder refinanciar tales deudas, publica El Nacional.

por BLANCA VERA AZAF

Un informe de la firma JP Morgan destaca que con la aprobación del ejercicio fiscal del próximo año por parte del Tribunal Supremo de Justicia se creó un limbo institucional que puede perjudicar cualquier acción de renovación de los pagos de la República.

Aunque la reacción del mercado ha sido positiva después del anuncio del canje de bonos de Petróleos de Venezuela, la firma indica que la petrolera estatal todavía tiene importantes amortizaciones y pago de cupones (tasas de interés) que ascienden a 8,4 millardos de dólares en los próximos doce meses. “Esto muestra el reto que hay por delante”, señala.

Aparte de los 2,5 millardos de dólares en pagos de intereses de los títulos internacionales, la empresa debe cumplir con el pago de los títulos de Pdvsa que no participaron en el canje. En el caso de 2017 son 2,1 millardos de dólares, así como los Pdvsa 2017N corresponden a 1,1 millardos de dólares. Asimismo, debe cumplir con 842 millones de dólares por el pago de la amortización del Pdvsa 2020.

JP Morgan recuerda que existen compromisos de deuda con proveedores estratégicos por el orden de los 384 millones de dólares. A su vez, hay 1,5 millardos de dólares en préstamos, aunque al menos 1,2 millardos de dólares podrían ser renovados con el Banco Nacional de China.

Los compromisos restantes son, según la firma estadounidense, deudas denominadas en bolívares, que también podrían ser refinanciadas. También se ha podido conocer –de acuerdo con el informe– que Pdvsa está en el proceso de negociar 4,4 millardos de dólares en insumos que deberían ser calculados como deuda. “Si asumimos que estos insumos que se recibirán van a seguir el mismo esquema que el acuerdo firmado en mayo de 2016 por 1,15 millardos de dólares, los pagos por amortización en 2017 podrían incrementarse en al menos 1,4 millardos de dólares”, destaca el texto.

Es así como la actual estructura de los nuevos bonos 2020 no permite que Pdvsa reabra ese título para ampliar la participación y, de esta manera, se protege el colateral de los inversionistas (las acciones de Citgo). “Por esta razón, cualquier cambio en el futuro para pagar los vencimientos de los bonos de Pdvsa 2017 y Pdvsa 2017N debe estar orientado hacia una nueva serie de bonos que tengan diferente colateral”, agrega.