Difieren sesión de la AN para el próximo martes por petición de la oposición

 

(Foto AFP)
(Foto AFP)

La Asamblea Nacional Constituyente difirió, este martes, su sesión ordinaria en el que se tenía previsto la comparecencia del presidente de la República, Nicolás Maduro, a fin de rendir testimonio sobre la situación económica y social del país.

Como segundo punto, se previó presentar varios hechos que presentan la ruptura del orden constitucional.

Julio Borges, jefe de la bancada de la Unidad, pidió diferir la sesión de este martes, para así presentar a Venezuela, que con la mediación internacional y la presión del pueblo un país que decide su suerte sin la violencia al que el Gobierno los quiere llevar.

Borges, igualmente, presentó los puntos que se exigieron ante el respresentante del Vaticano y al que esperan que sean cumplidos a corto plazos, para así continuar con el proceso del diálogo. Entre los puntos que mencionó están los siguientes:

1.- Tener la liberación de todos los presos políticos en el corto plazo, que sea plena y sin excepciones.

2.- Que en los próximos días la Asamblea Nacional recupere el funcionamiento pleno sus facultades y la incorporación de los diputados de Amazonas.

3.- Se establezcan las medidas para que el pueblo acabe con la escasez se alimentos y medicinas.

4.- Tener en los próximos días unos nuevos representantes en el órgano electoral, CNE.

5.- Se revise de manera abierto y completa el cronograma electoral y se adelanten las elecciones presidenciales.

Por su parte, el jefe de la Bancada de la Patria, Héctor Rodríguez, tomó el derecho de palabra y reconoció por primera vez a la oposición como una fuerza política.

“Apostemos todos a la paz del país, nosotros somos una fuerza política y reconocemos a la oposición como tal, por eso cuenten con nuestra disposición para trabajar por el camino del diálogo y la paz”, dijo el parlamentario chavista.

El diputado Freddy Guevara, dirigente del partido Voluntad Popular,  reiteró que no están dadas las condiciones para ir a un diálogo.

Pero, sin embargo, “se hará todo lo que esté en nuestras manos para hacer la presión política y no violenta para que el Gobierno de muestras de buena voluntad”.

Para culminar la sesión, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, dijo que todo proceso de diálogo político requiere de ciertos sacrificios, esto en referencia al diferimiento de la sesión en la que se planteaba el juicio político del presidente Maduro.

Allup aseguró que “se ha iniciado un proceso de diálogo que no es iniciativa de ningún sector en específico sino un requerimiento internacional porque aquí hay una crisis que es profunda, es económica social y política”.