Con votos, con diálogo y sin botas, por Oscar Arnal

thumbnailOscarArnal

Ni con balas, ni con votos: fue una expresión muy infeliz, donde se deja claro que no hay garantías ni siquiera para que la soberanía popular se exprese mediante el sufragio. El gobierno niega toda posibilidad de ir a elecciones, seguro de que las pierde. Paradójicamente con su posición se pone la soga al cuello, al dar argumentos para la aplicación del 350 y del 333 de la Constitución…

Inteligente posición de la MUD: al no levantarse del diálogo, y no abandonar los distintos mecanismos de presión. El gobierno está atrapado en el diálogo y muy pronto la comunidad internacional estará totalmente clara de como lo único que buscaba el oficialismo era que la oposición no participara o se retirara. Al no hacerlo los deja en entredicho. Pregúntenle por ejemplo a Cabello si quiere diálogo…

Triunfo de Donald Trump: obedeció a una campaña donde la clave fue apelar al cambio y al electorado blanco estadounidense que alcanza un 70% de la población. Trump desarrollo su estrategia desde las primarias Republicanas haciendo declaraciones contra los latinos, los musulmanes, los inmigrantes en general y los afroamericanos. Ni los hispanos, ni los afro-descendientes, ni los jóvenes votaron por la candidata como lo hicieron cuando le dieron el triunfo a Obama hace 4 años. Después de 8 años seguidos de gobiernos Demócratas la ley del péndulo favoreció a Trump. Incluyendo la mayoría en el senado y en la cámara de representantes que habían ganado en las últimas elecciones los Republicanos y que volvieron a repetir. La campaña se decidió en los últimos días cuando Trump no paro de subir. La escandalosa declaración de un agente del FBI reabriendo la averiguación penal contra la hoy presidenta con los nuevos correos electrónicos borrados influyó decisivamente a pesar de la aclaratoria final. Otro factor a tomar en consideración fue que a Clinton la apoyaron con mucha intensidad todo el status-quo de su partido empezando por el presidente Obama y su esposa, caras que cansan al electorado hoy. Mientras tanto, Trump fue el “outsider”, representante de la anti política que sumó entre los independientes. La mayoría de las encuestas dieron un empate técnico, con una ligera diferencia a favor de Clinton, dentro del margen de error. Por esta razón las apuestas cerraron 80 a 20 a favor de Clinton, quien terminó ganando el voto popular y es la quinta vez en la historia que sucede que quien gana en el sufragio directo, pierde los colegios electorales. Serán unas elecciones para recordar. Interesante observar los cambios que se producirán en la política mundial. Obama era un presidente carismático y difícil de atacar. El rostro humano de la primera potencia mundial…

@OscarArnal
[email protected]