¡Llegaron los aguinaldos! Pero empleados públicos los gastan en comida

Las colas para comprar comida no  desaparecen en Venezuela (Foto Reuters)
Las colas para comprar comida no desaparecen en Venezuela (Foto Reuters)

Este año los trabajadores de la Administración Pública están gastando los aguinaldos en comida para resguardarse de la inflación y porque el bono de alimentación no alcanza, aseguró Marlene Sifontes, dirigente del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato.

Ana Díaz / El-Nacional.com

“Lo que cobramos de aguinaldos solo da para comprar comida, olvídese del Niño Jesús, las cenas del 24 y del 31 de diciembre o de remodelar la casa. La inflación devora cualquier ingreso, sea aguinaldo, salario o ticket”, manifestó la sindicalista, según reseña El Nacional.

José Matute, también representante de Fadess, explicó que los trabajadores aprovechan que cobraron una suma considerable para comprar un poco más de lo habitual en productos importados desde Brasil y Colombia, los cuales son caros, pero se consiguen sin restricciones ni colas en los comercios, además de ser menos costosos que los ofrecidos por los bachaqueros.

Refirió que en panaderías, supermercados y bodegones ofrecen el azúcar proveniente de Colombia y Brasil a 2.500 y 3.100 bolívares el kilo. También entre los productos brasileños se encuentra el aceite a 5.000 bolívares el litro, la margarina y la mayonesa de soya a 1.500 y 2.000 bolívares el pote y el arroz a 2.400 bolívares el kilo.

“Aún con estos precios, el trabajador busca adelantarse a la inflación”, dijo Matute.

Una funcionaria, que prefirió no dar su nombre, contó que apenas cobró los aguinaldos se fue a los mercados de Quinta Crespo y Guaicaipuro donde adquirió 3 kilos de pasta nacional y de arroz importado a 6.000 y 4.800 bolívares, respectivamente, y un desodorante a 4.500 bolívares.

De acuerdo con el contrato colectivo marco del sector público, a los empleados les corresponden 105 días de salario por concepto de aguinaldos que en 2016 se cancelarán en dos partes y la primera fue la semana pasada.

La Administración Pública central y descentralizada emplea 3 millones de personas, de las cuales 60%, según datos de los sindicatos, devenga un salario mínimo (27.092 bolívares mensuales) o un poco más, lo que ubica el pago de fin de año entre 94.822 y 156.000 bolívares.