En Cabimas claman por servicios

San Jose de Cabimas

 

Las calles de tierras del barrio San José, ubicado en la parroquia San Benito de Cabimas, evidencian el abandono que tienen de parte del Gobierno local. A pesar de ser uno de los sectores más antiguos del municipio, con más de 30 años de fundado, aún carece de los servicios públicos básicos, reseñó La Verdad.

Jolitze Isea García

Son más de 200 familias que sufren las carencias, Johana Quintero lo afirmó. Alegó que tiene más de ocho años viviendo en el sector y en reiteradas ocasiones han solicitado proyectos para la consolidación del sector al Ejecutivo regional y local, pero no los incluyen en los presupuestos anuales.

Algunas de las calles de la comunidad nunca han sido asfaltadas y como consecuencia durante las temporadas de lluvia todo se vuelve intransitable. “La mayoría de los vecinos tenemos que usar bolsas plásticas en los pies para poder ir a trabajar porque ni con aceras contamos, los políticos solo nos visitan en época de elecciones”.

El sistema de colectores también está obstruido y con las precipitaciones no responden, las aguas negras se desbordan dentro y fuera de las viviendas. El hombre se quejó que en los últimos meses hasta sin lluvia han colapsado, exigen la sustitución de las tuberías. Aseguran que los niños presentan alergia en la piel.

La falta de servicio de gas directo es otro de los problemas que los aqueja, el ama de casa contó que tiene una bombona pequeña y cada mes debe recargarla de gas, se quejó de que muchas de las familias son humildes y no tienen los recursos para cancelar por el servicio.

En ocasiones han estallado bombonas dentro de las viviendas, por fortuna sin lesionados ni daños graves, pero la situación los mantiene alarmados. “Todos los días estamos expuestos a una tragedia”.

Inseguridad

La vecina Rosaura Gómez, precisó que a partir de las 6.00 de la tarde no pueden salir de sus casas, Todos los días al menos cinco vecinos son despojadas de sus pertenencias. “Vivimos en zozobra, tememos por nuestras vidas”.

Según el ama de casa el sector se ha convertido en una guarida para guardar carros robados en las zonas enmontadas, pidieron mayor vigilancia a los organismos de seguridad.