Ender Arenas Barrios: La auyama

thumbnailenderarenas

En alguna parte  leí que nuestros indígenas eran unas tribus que andaban para arriba y para bajo, de norte a sur y de este a oeste, errantes por aquellos montes precolombinos buscando alguna vainita que comer.

La cosa no ha cambiado mucho, pues ahora seguimos para arriba y para bajo, de ENNE a Centro 99, de la Ritz hasta De Cándido, de Santa Rosalía hasta las Pulgas, igualmente buscando una vainita para comer. El caso es que nuestros primeros habitantes podían hartarse de  yuca, maíz y, por supuesto, Auyama y nosotros tenemos que largar el forro para tener en el bolsillo algo así como veinte salarios mínimos para poder comprar, de vainita, lo que podamos comprar que solo nos alcanza para comer en promedio  seis días.

Por eso, para nada sorprendió que ya hubiesen pequeños hurtos de bienes que puedan ser ingeridos y de convertirnos en cazadores para darle muerte a todo aquello que se arrastre que se mueva o vuele eso incluye iguanas, machorros y los grandes y azulados bananos y palomitas, y aunque eso suene increíble es verdad y no se trata de una broma.

Así llegamos al caso del muchacho de dieciséis años, que esta flaco, flaquísimo, como un cristico de lata, que le da la espalda a cinco auyamitas que se ha robado de una pequeña huerta y que esta flanqueado por dos guardias nacionales bolivarianos que en una actitud de desfile lo custodian atentamente y con las armas largas perfectamente montadas, no vaya a ser que el muchacho se le ocurra salir corriendo y de paso se lleve el botín.  

Ahora bien, es un delito robar?, Lo es. Lo dice la ley, a pesar de que Chávez nos grito un día que el que tuviera hambre tenia justificado robar. Asi, que si nos atenemos a la ley, también debe ser delito robar cinco auyamas, no cinco, una que se robe, ateniéndonos a la ley  es un delito, lo dice la ley, que carajo.

Coño, pero díganme Uds., si era necesario que estos dos muchachos vestidos de verde oliva, un poco mayores que el indiciado, eso si un poco mas rellenitos, no mucho, ellos también parecen jinetes del Hipódromo de Sta. Rita, por órdenes superiores presentara como un trofeo y humillara a ese pobre muchacho que seguramente sustrajo las cinco auyamas porque tenía hambre.

Que eficiente ha sido la GNB para apresar a ese joven y que jodidamente mediocre para detener a los parientes cercanos de la pareja presidencial que para negociar un alijo de drogas han usado instalaciones del estado, pasaportes, aviones piloteados, se dice, que por personal militar. En fin un par de vivianes, que el oficialismo ha bautizado como “pobres muchachos” y que la defensa en el juicio que se le siguió es Estados Unidos  los bautizó como “pobres idiotas”

Por supuesto la corrupción es un delito, también lo dice la ley. Pero el gobierno ha tolerado y algunos de sus funcionarios han participado en el robo masivo de los dineros públicos y del gobierno y la justicia solo hemos escuchado un ensordecedor silencio.

Como nos gustaría ver una sola foto, por ejemplo, de RR, custodiado por un par de soldados y con la leyenda de: “Se investiga por la desaparición de once mil millones de….auyamas”