Gente Emergente ante resultados de la reunión entre el régimen de Maduro y tres partidos de la MUD

gente-emergente-logo

 

LAS MIGAJAS SON INACEPTABLES

Existe un problema muy serio en la interrelación Regimen-Oposicion porque esta conexión tiene profundas implicaciones éticas y morales.

Por un lado tenemos un pueblo que no vacilamos en calificar de heroico por los inmensos esfuerzos que ha hecho para evitar un absurdo derramamiento de sangre en Venezuela, a pesar del hambre, la tragedia que significa enfermarse, la inseguridad, la permanente elevación de los precios, el desempleo y todas las demás calamidades que el pueblo vive y sufre a diario, pero todo esto lo ha soportado por la profunda convicción democrática que tiene el ciudadano venezolano que fundamentándose en la Constitución sabe que tiene un derecho no negociable que es el voto universal directo y secreto para echar del poder sin confrontaciones sangrientas a quienes han conducido a Venezuela a este caos.

Pero este Régimen manejado por hombres primitivos donde la mediocridad, la ineficiencia, la corrupción y la ignorancia campean se caracteriza y hay que caracterizarlo para saber a qué realmente nos enfrentamos, por tener una concepción del sistema y del poder propia del Castro Comunismo originario, según la cual UNA ¨REVOLUCIÓN¨ DESPUÉS DE ALCANZAR EL PODER JAMÁS LO ENTREGA POR LA VÍA ELECTORAL.

Esta máxima extremadamente antidemocrática la ha repetido Fidel Castro infinidad de veces durante los últimos 56 años. Ahora, cuando los cubanos vienen de regreso, lentamente pero sin pausa, mejorando las relaciones con Estados Unidos, abriéndole paso a la tan vilipendiada propiedad privada y al  mercado, tenemos en Venezuela a unos insólitos ¨tontos útiles¨ encabezados por Maduro y su grupito de talibanes, dispuestos a ensangrentar a Venezuela para impedir que el soberano, es decir  el pueblo, en su inmensa mayoría se exprese por medio del voto consagrado en la Constitución para que en nuestro País se produzca un profundo cambio positivo que nos permita recuperar nuestra dignidad como Nación y el derecho irrenunciable que tenemos a vivir en una Republica seria, organizada, donde se respeten las  leyes, con una economía prospera y en un marco ético y moral acorde con nuestros mejores hábitos, usos y costumbres.

Por estas razones es que Gente Emergente plantea que las MIGAJAS SON INACEPTABLES porque todos los temas que han sido llevados a la Mesa, mal llamada de dialogo, porque en realidad se tratan de Encuentros Exploratorios Iniciales, son importantes pero, lo central, lo fundamental, lo que no es negociable es que el soberano exprese su opinión por medio del voto fundamentándose en el derecho que le da la Constitución Nacional.

En consecuencia, ratificamos que el Referéndum Revocatorio y las Elecciones de Gobernadores este año no pueden ser  negociables. No pueden ser cedidos por migajas porque esto sería una traición a las angustias y terribles necesidades que hoy experimenta el pueblo de Venezuela.

Si algo así llegara a pasar el inevitable barajo en el liderazgo de la oposición venezolana se aceleraría. Surgiendo con mucha fuerza importantes liderazgos emergentes, donde sin duda tendrá un papel esencial la juventud venezolana especialmente la universitaria, así como la obrera  y los jóvenes que desarrollan un silencioso pero efectivo trabajo social en las diferentes comunidades de la sociedad venezolana. Se trata de jóvenes que en su lucha por su futuro rechazan la vieja cultura política del cogollo caracterizada porque quienes integran estos núcleos de exclusión constantemente  colocan sus intereses personales por encima del interés del colectivo que se supone dirigen; mientras que los jóvenes se sienten mucho más comprometidos con lo que caracteriza a una autentica vanguardia de lucha, en el  sentido de tener siempre presente en primer lugar el interés del colectivo que representan, muy por encima de sus particulares intereses personales.

Venezuela entera está observando la matriz de opinión que aceleradamente se ha consolidado en defensa de la Constitución Nacional tanto en el mundo Espiritual como en la Institución Militar. En todos los ámbitos se   discuten y sugieren ideas para no aceptar ni acatar cualquier orden o sugerencia que signifique reforzar la tiranía en detrimento de los mejores intereses de la colectividad.

Nunca antes el Régimen encabezado por Maduro había estado tan débil y nunca antes la Oposición venezolana había demostrado tanta fortaleza por lo que nos preocupa que se vaya a desperdiciar una oportunidad tan favorable cometiendo errores inexplicables en los encuentros con el régimen en momentos en que está prohibido equivocarse.

En este sentido, respaldamos plenamente los planteamientos  críticos que han realizado Vente Venezuela, Voluntad Popular, ABP y los estudiantes universitarios sobre los acuerdos del último encuentro del Régimen y el G3 (PJ, AD, Un Nuevo Tiempo) el   Viernes 11 de noviembre 2016.

Por cierto, en este orden de ideas, no podemos comprender como en momentos tan dramáticos e interesantes como los que estamos viviendo en Venezuela la Secretaria Ejecutiva de la MUD desde el 16 de diciembre 2015 hasta hoy  haya convocado a la directiva vigente de la MUD solo   tres veces.

Nos parece que lo más lógico del mundo es que si se está actuando en  nombre de la Unidad y llamando a todos los factores de la sociedad venezolana para avanzar hacia el desenlace final  de la actual situación,  no prioricemos lo esencial que es que los 15 movimientos que integran la directiva de la MUD estén sólidamente cohesionados. Esto resulta imposible si no hay un mínimo de organización que por lo menos implique días y horas fija de reunión con agenda previa conocida  y una hoja de ruta para la acción discutida y compartida por todos.

Todo lo anterior ha provocado que por lo menos quince movimientos de la Alternativa Democrática se agrupen en el llamado G15 para el diseño de políticas que sin chocar con las actividades de ninguna otra organización de la Oposición   nos conecten con el sentimiento y con la acción de la gente ya que después de todo la inmensa mayoría  del País coincide en el mismo objetivo de provocar un cambio positivo en Venezuela en el menor tiempo posible por la vía constitucional.

El momento es estelar porque a la férrea unidad de la base del pueblo dispuesto siempre a defender sus derechos en la calle o por cualquier otra vía que la Constitución Nacional establezca se ha sumado un apoyo internacional muy importante  de organismos e instituciones que aun cuando tienen descubierto el carácter tiránico del régimen esperan la acción nuestra como venezolanos para poder apoyarnos desde sus respectivas realidades y circunstancias.