Messi y Suárez mantienen al Barça en la carrera

REUTERS/Vincent West
REUTERS/Vincent West

 

A dos días de la designación del Balón de Oro, Lionel Messi se reivindicó: un doblete del argentino permitió al Barça superar al colista Osasuna (3-0), este sábado en la 15ª fecha del campeonato español, y reducir provisionalmente su desventaja con el líder Real Madrid.

Luego de un primer tiempo con el dominio del balón y de las ocasiones, pero sin concretarlas, el Barça impuso su calidad en la segunda mitad con un gol firmado por Luis Suárez en posible fuera de juego (59) aprovechando un servicio de Jordi Alba. En el 72, y de nuevo a pase del lateral internacional español, Messi amplió la ventaja picando el balón en el área pequeña (72), antes de que el cinco veces ganador del Balón de Oro cerrase la goleada ya en el tiempo de prolongación (92) con una gran jugada individual en la que dejó sentados a varios defensas dentro del área.

Con este doblete, Messi pasó a liderar la tabla de goleadores, con 11 dianas, una más que Suárez y que Cristiano Ronaldo. Un último golpe encima de la mesa de Messi antes de la designación del Balón de Oro, para el que el gran favorito es Cristiano Ronaldo.

El Barça rompió en Pamplona una racha de tres empates consecutivos en Liga, y se colocó provisionalmente a tres unidades del Real Madrid en la 15ª fecha. Por su parte, el Osasuna, que sigue sin ganar desde que Joaquín Caparros tomó las riendas del equipo, se queda a cinco puntos de la salvación.

Aunque no fue el mejor partido de un Barça estático y errático en la finalización en algunos momentos.

“Sólo es posible meter presión al Real Madrid ganando nuestros partidos, es lo que intentamos hacer”, declaró el técnico culé Luis Enrique al final del choque.

– Escalofrío –

Ante la ausencia por sanción de Neymar, Messi y Suárez cargaron con la responsabilidad, aunque fallaron ocasiones claras en la primera mitad.

El ‘charrúa’ cruzó demasiado en el minuto 8 un genial pase de Messi, y de nuevo el ‘Pistolero’ envió un disparo al poste cinco minutos después. Messi también se quedó a las puertas del gol en dos ocasiones (15, 25).

Pero en la fría Pamplona el Barça sufrió un escalofrío cuando Sergio León impactó un balón picado en el larguero que pudo haber puesto por delante a Osasuna (48).

Felizmente para el Barça emergió la figura de sus estiletes para desbloquear la situación y mantener al conjunto catalán con vida en la carrera por la liga.

“Somos el Barcelona y sabemos que no podemos rendirnos nunca”, afirmó Suárez ante las cámaras de Bein Sports.

El próximo domingo el Barça recibirá al Espanyol en el derbi de la ciudad condal, con la posibilidad de seguir acercándose al Real Madrid, que estará en Japón disputando el Mundial de Clubes. AFP