Alfredo Tineo: Del Tinoquito al Madurito

thumbnailcolaboradores-190x130

Cuando faltan solo 48 horas hábiles para la salida de circulación del hasta ahora, billete de mayor denominación: cien bolívares “fuertes”, conviene recordar al famoso billetico de valor 1 bolívar de los de antes, implantado por el entonces presidente del Banco Central de Venezuela: Dr. Pedro Tinoco. Recuerdo que ese billete se le bautizó como el “Tinoquito” y a pesar que su puesta en circulación fue por problemas con las monedas cuyo valor metálico en níquel fue muy superior al valor monetario, las consecuencias en la práctica, eran las mismas: nadie los quería, ni los aceptaban. Han pasado más de veinticinco años desde la aparición de aquel instrumento y ahora sucede igual con el billete de cien, que en realidad vendría a ser un billete de cien mil bolívares y cuyo valor real es de apenas 0.025 centavos de dólar en el mercado libre. Atrás quedaron los tiempos del marrón y, lo que, con él se adquiría. En 1989el presidente del BCV era un gran gerente con vasta experiencia en asuntos públicos y privados; mientras el actual titular: Merentes solo se le conoce por problemas de faldas y el robo de unos dólares en efectivo a su residencia que según dicen, superaron los cien mil verdes; además de su gran opacidad del manejo de las cifras macroeconómicas.

Ni hablar del valor de la moneda. Una vez implementado la conversión de los tres dígitos: un mil bolívares; pasaron a ser apenas Bsf. 1. Y las nuevas monedas de 1 y 0.50 representaban mil y quinientos bolívares de los viejos.
En realidad, en los asuntos económicos venimos mal desde 1983 y particularmente desde la nacionalización de nuestra principal industria en 1976. La revolución comunistoide que hoy saquea al país, no solo exacerbó la tendencia del capitalismo de estado; sino que propició, tanto por acción u omisión las constantes devaluaciones que hoy se ven reflejados con el rechazo a los billetes nacionales y sus alarmantes cifras inflacionarias.

Se viene anunciando la aparición de nuevos billetes: 500;1.000;5.000;10.000; y 20.000, resultando que el nuevo billete de mayor denominación, vale cerca de 5 dólares al precio obviamente de la calle; del soberano; del trabajador; porque a los dólares“militares” solo tienen accesos una camarilla muy reducida de ese componente armado con tasas a las que solo llegan las mafias de los carteles y algunos “Padrinos” que ven resultados extraordinarios viendo como el resto de la sociedad se empobrece a pasos acelerados.

La economía venezolana requiere con urgencia un cambio radical en el manejo de sus finanzas públicas. Lamentablemente por ahora no se corrige con el tipo de cambio. Se corrige con el cambio del tipo, quien se empeña en seguir manejando la economía con su cursito “On Line” desde la Habana.

@alfredotineo
Voluntad Popular Gremios Vargas.