En Nueva Esparta, a la falta de liquidez se suma la ausencia de cajeros automáticos

dinero en efectivo

Los habitantes del estado Nueva Esparta padecen no solo la falta de liquidez sino también la escasez de cajeros automáticos, lo que se suma al cierre de sucursales bancarias, por lo que una persona pueda pasar entre media hora y una hora en una cola para sacar efectivo.

Nota de prensa

En varios de los once municipios del estado insular solo existe una sucursal bancaria con cajeros. Así sucede, por ejemplo, en Villalba (Coche), Península de Macanao (Boca de Río) y Antolín del Campo (Paraguachí), mientras que en Gómez (Santa Ana) no hay cajeros automáticos. Otros municipios corren con mejor suerte, como García, que tiene cajeros en el mercado de Conejeros y Macro; Díaz que tiene en San Juan, El Yaque y en el aeropuerto; y Tubores, que están en Punta de Piedras cerca del terminal de ferrys. Los más afortunados son Arismendi, Mariño, Maneiro y Marcano, que cuentan en su territorio con un mayor número de entidades bancarias y en consecuencia de cajeros. La mayoría están ubicados en los centros comerciales y en la avenida 4 de Mayo.

La situación para buscar efectivo en el estado se ha complicado en los últimos meses, además, por la resolución que impide o limita el monto a sacar por cajeros distintos al banco en el que la persona tiene la cuenta, lo que ha obligado a los margariteños y cochenses a trasladarse a las localidades en que se encuentran las oficinas de sus respectivas entidades bancarias.
Es común observar a diario largas colas frente a los cajeros automáticos. En promedio se puede pasar en una de esa colas entre media y una hora para poder retirar efectivo. También se ha convertido en “normal” que los fines de semana los cajeros se queden sin dinero, salvo los ubicados en los centros comerciales.

El que haya cajeros automáticos no quiere decir que funcionen, ya que muchos se encuentran averiados y, por tanto, están fuera de servicio. Pero hay otros que han sido eliminados con todo y sus respectivas oficinas. Y es que en los últimos meses ha llamado la atención que algunos bancos hayan cerrado sucursales. Una persona que tenía su cuenta en una de esas sucursales eliminadas, comentó al equipo de Prensa Unidad Venezuela que en el banco le informaron que clausuraron esa y otras oficinas debido a que la tendencia es tener instalaciones pequeñas e ir aumentado todo lo relacionado con las transacciones electrónicas con el propósito de reducir costos.

Gran estafa

Sobre el retiro de los billetes de cien bolívares del mercado, el diputado de la Unidad por Nueva Esparta, Jony Rahal, dijo estar convencido de que este Gobierno está estafando al pueblo. “Hoy el gobierno es un traidor a la patria porque está desechando una cantidad de dinero que le pertenece todos los venezolanos”, dijo.
“Vemos cómo pretende cambiar 6.111 millones de piezas de cien bolívares, y nos preguntamos ¿es que acaso ese dinero no le costó plata a los venezolanos? Cada billete costó aproximadamente 0,50 dólares, estaríamos hablando de que eso le cuesta al país más de 3 mil millones de dólares. ¿Entonces, los vamos a echar a la basura, a cuenta de qué?”, se preguntó.

Agregó que esa denominación monetaria de 100 bolívares, que en menos de 72 horas va a quedar sin efecto, representa 80% de la moneda en Venezuela. Se preguntó cómo lo van a suplir. “Es una gran irresponsabilidad. El gobierno está generando una gran zozobra en el pueblo. Eso tiene su repercusión y eso tiene que formar parte de la responsabilidad política del gobierno que no solo acabó con la economía y la producción del país, sino que ahora también acabó con la moneda del pueblo de Venezuela”, concluyó.

Este lunes, la mayoría de los comercios en la región insular, al igual que los conductores de unidades de transporte público, aceptaban sin mayor problema los billetes de 100 bolívares.