Ángel Machado: Avanza la dictadura en Venezuela

thumbnailangelmachado

Nicolás Maduro nuevamente le dio un nuevo golpe a la democracia. Esta semana le queríamos dedicar estas líneas a las familias que han perdido a sus seres queridos a causa de la violencia y la inseguridad en el Zulia durante la gestión de Francisco Arias Cárdenas, pero con la usurpación de funciones por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia nos vemos en la obligación de fijar posición sobre el nombramiento de los rectores del CNE.

Esta sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en la que se designa a Socorro Hernández y Tania D´ Amelio como rectoras del Consejo Nacional Electoral se comprueba una vez más que la dictadura en Venezuela sigue avanzando y violando las normativas del país.

La Sala Constitucional del TSJ sigue violentando la Constitución y usurpando funciones que son competencia directa de la Asamblea Nacional. En los artículos 296 de la Carta Magna y el ocho de la Ley Orgánica del Poder Electoral se establece que esta es una competencia exclusiva de la AN.

“… Los o las integrantes del Consejo Nacional Electoral durarán siete años en sus funciones… serán designados o designadas por la Asamblea Nacional con el voto de las dos terceras partes de sus integrantes…”, lo que comprueba una vez más que el régimen de Nicolás Maduro sigue utilizando al Poder Judicial como un brazo ejecutor de sus caprichos para mantenerse en el poder.

Con esta sentencia, la dictadura sigue avanzando en su ruta y evitando que el Poder Electoral sea despartidizado y cumpla con la imparcialidad y participación ciudadana que se requiere. Para nadie es un secreto que estas rectoras ratificadas en su cargo tienen vínculos con el régimen. Socorro Hernández y Tania D´ Amelio no son auténticas representantes de los diferentes sectores de la sociedad civil tal cual como se establece en los artículos 294, 295 y 296 de la Constitución.

Como venezolanos tenemos que defender las competencias constitucionales del parlamento nacional y emprender un movimiento de agitación popular en el que participemos todos los ciudadanos para protestar y exigir pacíficamente el respeto a la Constitución y el derecho a que los rectores del CNE sean independientes e imparciales. El régimen no puede seguir secuestrando los poderes públicos.

2016 está finalizando pero no podemos desmayar en nuestra lucha, tenemos que seguir adelante con el juicio político y la declaratoria del abandono de cargo por parte de Nicolás Maduro, para evitar que el régimen siga tomando medidas que atenten contra los venezolanos.

En Unidad tenemos que rectificar los errores cometidos este año y luchar hasta vencer para sacar del poder al régimen que nos ha sumergido en la peor crisis de la historia. En el 2017 debemos conquistar el cambio, todos los ciudadanos de Venezuela tenemos que tener la voluntad política para salir de este régimen y liberar a Venezuela.

No quiero terminar las líneas de este artículo sin agradecerles por su respaldo a esta columna durante seis meses. A cada familia zuliana y venezolana le envío unas palabras de fortaleza para cada uno de ustedes, el próximo año haremos de Venezuela un país en el que todos los derechos sean para todas las personas.

¡Fuerza y Fe Venezuela!
@AngelMachado10