Con una tijera mataron a muchacha en Guanipa

(foto Sergio Salazar)
(foto Sergio Salazar)

 

El hedor y las moscas verdes que salían del apartamento 15 de la urbanización Tahoma, situada en la calle Urdaneta del municipio Guanipa, alertaron a los vecinos de que algo pasaba. Así lo reseña eltiempo.com.ve

Por Sol Vargas García

El lunes, cerca de las 10:00 de la noche, la situación era inaguantable, por lo que notificaron a los entes policiales, quienes, al llegar, certificaron que en el inmueble estaba el cadáver de una mujer que había alquilado hace un mes junto a su pareja, conocido como Chrtisjah, sospechoso por este deceso.

Los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación El Tigre, notaron que el aire acondicionado estaba encendido, las ventanas recubiertas con bolsas negras, como si hubiese la intención de evitar la descomposición de los restos de forma acelerada.

El área fue limpiada por el homicida, a fin de no dejar rastros.

El victimario actuó de manera precavida y planificada, según los expertos, a fin de tener tiempo para escapar antes de que hallaran muerta a Mariannys del Valle Blanco Hernández, de 21 años.

Lugar

En la escena del crimen, la víctima se encontraba arropada, vestía la misma ropa que llevaba puesta la noche del martes 6 de diciembre, la última vez que la vieron con vida.

El cuerpo estaba de lado sobre la cama, revestida con un juego de sábanas de color rosa y un edredón en el que se evidenciaba sangre y fluidos corporales. Muy cerca había una tijera, objeto que presumen utilizó el homicida para atacarla en el cuello y pectoral izquierdo.

Escena previa

El 6 de diciembre, ella fue vista con su pareja. Caminaba adelante y malhumorada. Él, en estado de ebriedad y con una bolsa de alimentos en una mano, le dio un jalón de pelo.

A eso de las 11:30 pm, oyeron una discusión, golpes y gritos. Vecinos aseguraron que la muchacha exclamaba: “Mamá, mamá, ya basta, ya basta”. Mientras la voz de un hombre decía: “Coño, cállate, tu sí eres escandalosa”. Después, el silencio se impuso.

Anoche estaba la madre de la joven en la morgue del hospital Felipe Guevara Rojas, a donde fue llevado el cuerpo de Blanco. Estaba consternada. Confirmó su relación con Chrtisjah.

La policía científica  realiza las averiguaciones pertinentes a este caso.