Obama afirmó que habrá represalias contra Rusia por pirateo de las elecciones: Casa Blanca culpó a Putin

Trump-Obama1

 

La Casa Blanca atribuyó este jueves al mandatario ruso, Vladimir Putin, la responsabilidad directa de los ciberataques que interfirieron en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, elevando de nuevo la tensión entre las dos mayores potencias nucleares del mundo.

AFP

Antes de viajar a Hawái donde pasará las fiestas navideñas, durante la que se prevé aborde la cuestión, el presidente Barack Obama dio una conferencia de prensa el viernes.

Obama afirmó que habrá represalias contra Rusia por el pirateo de las elecciones.

El presidente dijo este jueves que Estados Unidos tomará represalias por el ciberataque ruso que buscaba interferir en las elecciones presidenciales de noviembre.

“Creo que no cabe duda de que cuando un gobierno extranjero intenta impactar en la integridad de nuestras elecciones, necesitamos tomar acciones”, dijo Obama a la radio pública NPR. “Y lo haremos, en el lugar y momento que elijamos”, aseguró.

Su principal consejero, Ben Rhodes, despejó las dudas sobre lo que opina la Casa Blanca al respecto.

“No creo que estas cosas ocurran en el gobierno ruso sin que Vladimir Putin lo sepa”, aseguró al canal de televisión MSNBC.

“Todo lo que sabemos sobre cómo funciona Rusia y hasta qué punto Putin controla el gobierno sugiere que, cuando hablamos de un ciberataque de estas características, estamos hablando de las esferas más altas del gobierno”, dijo Rhodes.

“En última instancia, Vladimir Putin es responsable de las acciones del gobierno ruso”, destacó el asesor del presidente.

Sus comentarios fueron respaldados por el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien señaló que la acusación de las agencias de inteligencia estadounidense contra “altos cargos rusos” no tuvo por objetivo ser sutil.

La presión subió el fin de semana cuando el diario The Washington Post publicó un informe de la CIA sobre la intervención de Rusia en la campaña a través de ciberataques, concluyendo que el objetivo fue ayudar al republicano Donald Trump a ganar.

La posición de la Casa Blanca en este asunto la enfrenta directamente con Trump, quien este jueves volvió a poner en duda la mano rusa en los ataques informáticos contra el Partido Demócrata. Las filtraciones de documentos y correos electrónicos robados dañaron profundamente la imagen de su candidata Hillary Clinton.

“Si Rusia u otra entidad realizaban ataques informáticos, ¿por qué la Casa Blanca esperó tanto tiempo para reaccionar? ¿Por qué sólo se quejaron después de que Hillary perdiera?”, escribió en Twitter.

– “Absurdo sin fundamento” –

El magnate inmobiliario de 70 años está cada vez más solo rechazando los informes de la inteligencia de su país, que dirigirá a partir del 20 de enero.

Pero importantes miembros de su partido han manifestado su preocupación por la conclusión de la CIA, el FBI y las otras agencias, apoyando incluso que el Congreso realice una investigación bipartidista.

El senador Lindsey Graham, uno de los políticos conservadores más veteranos, dijo el miércoles que el FBI le informó en agosto que su campaña había sido pirateada.

“Mi objetivo es poner sobre la mesa del presidente Trump devastadores sanciones contra Rusia. Tienen que pagar un precio”, aseguró.

El ex director de la CIA Michael Hayden llamó a Trump “el único estadounidense importante que no ha aceptado que los rusos llevaron a cabo una gran campaña en contra de Estados Unidos”.

“En esta cuestión particular, lo que dice Trump es lo mismo que dice Putin”, destacó.

El Kremlin, por boca de su portavoz Dimitri Peskov, negó todas las acusaciones que vienen de Estados Unidos asegurando que “los absurdos no se basan en ningún fundamento”.

La negación de Trump pone en peligro su relación con una parte clave del gobierno antes de que asuma el poder.

Obama repitió mucho antes de los comicios el 8 de noviembre que tanto la campaña demócrata como la republicana fueron blanco de ciberataques y que la sombra de Rusia planeaba sobre este asunto.

A pesar de su denuncia, el mandatario saliente ordenó el lunes “realizar una investigación completa de lo ocurrido en el proceso electoral de 2016”.