Olivares: Reconstrucción de Vargas se ha centrado en ornato y olvido

Caminata por Mamo

Diputado lamentó que gobernador García Carneiro asegure que ha borrado las huellas de la tragedia, cuando estas son más que palpables

La reconstrucción de Vargas tras la tragedia de 1999 no ha dado los resultados esperados. Así lo asegura el Diputado José Manuel Olivares, al ser consultado en el marco de la conmemoración de los 17 años de la tragedia que enluto al litoral central, este 15 y 16 de diciembre.

“Lo que pudo ser visto como una oportunidad de desarrollo e inversión, se convirtió en una ventana para hacer negocios y corrupción, al punto que hablar de reconstrucción en Vargas es sólo hablar del ornato por la vía principal, pero la inversión en obras de minimización de riesgo y mejora de servicios ha sido relegado a segundo plano”.

“Hoy en Vargas estamos más vulnerables que en el año 1.999. Unas lluvias de corto impacto nos lo demostraron la semana pasada. Hoy nuestras cuencas nuestros ríos y quebradas están más vulnerables y estamos en un riesgo mayor”, aseguró el parlamentario.

Olivares resaltó la grave situación que registran las principales cuencas y obras de minimización de riesgos en la entidad, con respecto al mantenimiento y finalización de obras de envergadura para evitar que otras tragedias similares ocurran. “Los que han gobernado este estado no han aprendido que la prioridad tiene que ser que la familias puedan dormir tranquilos a pesar de las lluvias, que esas quebradas que fueron mal embauladas o que están faltas de mantenimiento deben ser intervenidas como un tema prioritario.

“Con Vargas están en mora. Aún el Plan Vargas 2005 no se ha cumplido en su totalidad y quedo pendiente el Plan Vargas II que nunca se ejecutó” recordó Olivares.

Resaltó que desde la asamblea se solicitará ante la Comisión de Contraloría, para determinar la inversión de estos recursos y las responsabilidades de las obras inconclusas.

Un pueblo que se levanta a pesar de sus gobernantes

Olivares expresó que la llamada Tragedia de Vargas representa un antes y un después para la memoria del venezolano. “Nunca podremos olvidar el sonido del agua, ni el crujir de los árboles; eso es algo que no se borrará de nuestra mente para los que vivimos la Tragedia; pero tampoco debemos olvidar el cómo salimos adelante y el cómo la adversidad nos hizo creer en nosotros mismos para retomar nuestras vidas y nuestro rumbo. Hoy es un día para recordar que en los momentos más difíciles para Vargas no nos rendimos nunca, unimos esfuerzos y crecimos en la adversidad”.

Para el también médico oncólogo, lo más lamentable es que el gobernador de Vargas, Jorge García Carneiro, se ufane en decir que es un gran mandatario porque borró las huellas de la tragedia, cuando estas están aún presentes. “Con tan solo recorrer el estado te das cuenta que en las edificaciones y en las zonas populares hay rastros de la tragedia todavía, rastros que hablan de mala gestión de la Gobernación. En cada recorrido y casa por casa nos damos cuenta del olvido y el deterioro. Para García Carneiro lo importante es una plaza, unas matas, un adorno, un estadio. Pero los problemas reales de los varguenses, que vivimos sin agua y con pésimos servicios, eso a su juicio, debe esperar. Se arregla por donde pasa la reina, cuando la tragedia, esa que nos afecta a todos, sigue viva barrio adentro”.

“Hoy hay sectores populares en Vargas que pareciera que la tragedia hubiera sido hace unos meses y no hace 17 años. Hay muchas cosas que se han debido hacer y no se han hecho”, concluyó el parlamentario.

Nota de prensa