Roberto Smith: 17 años de un deslave de ineficiencia y corrupción

smithroberto

 

Transcurrieron 17 años de una tragedia que enlutó a todo el país.  En 1999 ocurre un evento natural que cambiaría la vida de la familia venezolana. La lluvia se llevó la esperanza y la vida misma de numerosos guaireños. Y un estado no pudo hacer que la naturaleza obedeciera.  Roberto Smith hace un balance de la llamada tragedia o deslave de Vargas donde hubo al menos 30.000 víctimas.

Nota de Prensa

“Fueron indolentes porque no postergaron las elecciones de ese 15 de diciembre anteponiendo sus intereses, y ambiciones políticas. Ineficientes porque no respondieron cabalmente a las necesidades en plena tragedia. Corruptos al dilapidar y distraer recursos de la reconstrucción de Vargas. Paralizaron la represa de Maya, y hoy se padece por el agua potable; sólo se avanzó un 15% en la construcción de obras para la protección  de cauces. Y millones de dólares se perdieron. Y nadie respondió, antes ni ahora. A Vargas lo maltrataron, lo saquearon. Lo olvidaron. Y en 17 años se mostraron ante el país, y la historia misma, como lo que son: un fracaso y una estafa histórica.”

Roberto Smith precisa que “no recuperaron la infraestructura hotelera, ni impulsaron la actividad económica. 95% del puerto está paralizado, 65% de la actividad en el aeropuerto en iguales condiciones. La Guaira tiene hambre. El chavismo, Maduro y Carneiro son la más grande pesadilla que haya vivido  Venezuela, porque así lo dicen los hechos, y sus resultados. Y esta crisis profundizada y continuada tiene su responsabilidad directa en quien, a partir de mañana estará ilegal, que no es otro, que Jorge Luis García Carneiro.”

No obstante a esa revisión y estado actual de la zona eje de su acción, Smith asegura “que tenemos todos los proyectos, la experiencia e ideas para salir de esta situación. Y hacer en 4 años en Vargas lo que ellos no quisieron, ni supieron hacer en el estado en 17 años. Vargas nunca más votará por el madurismo y su gobernador. Al contrario encontrará la mejor ruta de transformación y superación social. Porque en Vargas vamos a vivir mejor.”