Un estudio permite calcular la radiación solar a corto plazo con error de 20%

laboratorio

Un grupo de expertos idearon una metodología para predecir la radiación solar a corto plazo con tasas de error inferiores al 20 %, lo que podría beneficiar a las empresas que operan las instalaciones de energía solar fotovoltaica y termo solar para estimar la capacidad de producción en sus instalaciones.

El estudio ha sido realizado por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) basado en observaciones realizadas en paralelo por sensores colocados en distintos emplazamientos y valores para diferentes variables (temperatura, humedad, presión, viento y otras estimaciones), informó el centro madrileño en un comunicado.

Los experimentos se llevaron a cabo usando de redes neuronales artificiales, con diferentes arquitecturas y parámetros, para determinar cuáles generaban las mejores predicciones para los diferentes tiempos estudiados.

Los resultados permitieron generar modelos que predicen la Irradiancia Solar Global (ISG), dato muy importante ante los retos de la sociedad actual que se enfrenta a una utilización eficiente de los recursos naturales y a la minimización del impacto ambiental debido al incremento de la demanda y el consumo energético.

La energía solar se ha constituido en una alternativa con solución a largo plazo con mayor potencial, más sostenible y menor impacto para el medio ambiente.

La energía solar fotovoltaica puede conectarse a la red de transporte y distribución, pero requiere una gestión adecuada de la oferta y la demanda de energía.

Por su parte, los operadores de los sistemas de energía solar necesitan a lo largo de todo el proceso (planificación, construcción y operación), conocer con suficiente antelación la radiación solar que van a recibir sus instalaciones.

Es en esta situación donde los operadores necesitan la predicción de la ISG a unas pocas horas y con el menor error posible para estimar la producción de energía prevista.

Existen varios métodos para el cálculo de la ISG, con sus ventajas e inconvenientes, pero en el estudio realizado por la UPM e INETER, se han utilizado aproximadamente 900 variables meteorológicas.

El resultado de la investigación tiene distintas aplicaciones, la más directa en las compañías que operan las instalaciones de energía solar fotovoltaica/térmica para estimar la capacidad de producción de sus instalaciones tal y como señala la legislación vigente y las operadoras de sistemas eléctricos nacionales. EFE