Juan Requesens: Venta de gasolina en pesos es un boquete de corrupción

Juan-Requesens-2

El diputado por el estado Táchira, Juan Requesens, denunció que la medida de vender la gasolina en moneda internacional, en especial en pesos colombianos, coloca a los venezolanos que residen en la zona fronteriza en una situación de discriminación, al tiempo que sufren las consecuencias de “un gobierno y un gobernador que se empeñan en tomar medidas que puedan seguir enriqueciéndolos”.

“Esto corresponde a una política de contrabando y corrupción del gobernador (José) Vielma Mora”, aseguró a Prensa Unidad Venezuela el diputado Requesens, quien insiste en que “la mafia de la gasolina y del contrabando en el estado Táchira es del gobernador”.

“Eso es un ingreso que le entra directamente al gobernador Vielma Mora y no se ve ningún beneficio para la población”, apuntó, al calificar la medida como “un boquete de corrupción” que se traduce en la venta de la gasolina por parte del gobierno a precio internacional “y entran los recursos a los bolsillos de los que hoy gobiernan el estado Táchira”.

Aseguró que eso se suma a la medida de cierre de la frontera y al contrabando de extracción que existe en la zona. “Tú no puedes catalogar a los bachaqueros de contrabandistas cuando las fronteras tú las tienes cerradas con absoluto control militar y de la gobernación del estado Táchira”, denunció.

Para el parlamentario de la Unidad, la medida de cobrar la gasolina en pesos en la frontera es “absurda” porque, según dijo, “a Venezuela no puede ingresar ni un solo vehículo colombiano”.

Manifestó que quienes requieren gasolina son los propietarios de vehículos venezolanos “y nosotros no tenemos el sueldo dolarizado”.

“Tú puedes encontrar un litro de gasolina en una estación de esas, en 300 ó 350 bolívares, dependiendo del octanaje, y venderla a unos venezolanos que no tenemos cómo pagar esa gasolina”.


Los tachirenses no somos de segunda

“Nosotros los tachirenses no podemos ser tratados como venezolanos de segunda”, dijo el diputado a Prensa Unidad Venezuela, al criticar que los habitantes de la frontera sean sometidos a situaciones a su juicio discriminatorias, como los llamados “chip” para la compra de combustible, largas filas para comprar gasolina y ahora precios especiales para surtir los vehículos.

“Nosotros tenemos que ser tratados con los mismos derechos que son tratados todos los venezolanos”, dijo Requesens.

Manifestó que es necesario que el gobierno central elimine los controles aplicados a la compra de gasolina “y cobrar el precio que pagan todos los venezolanos por este servicio para los vehículos”, acotó.

Requesens concluyó que frente a esta situación lo que queda es la movilización de la gente en la calle, “porque este gobierno se empeña en tomar medidas que cercan y asfixian a los venezolanos que hoy no tienen ingresos, que no tienen cómo seguir pagando las cosas para ellos seguir enriqueciéndose”.

Nota de prensa