Warner Jiménez: PSUV ocupa ilegalmente la Alcaldía de Maturín

FOTO 1 JIMENEZ

El alcalde legítimo de Maturín, Warner Jiménez, fustigó el nombramiento de Wilfredo Ordaz, a quien ilegalmente designaron para terminar su periodo de gobierno, este jueves 5 de enero solo con el voto de los concejales del PSUV en la Cámara Municipal de la capital monaguense.

Nota de prensa

Jiménez, contra quien pese una orden de captura que no tiene fundamento legal porque no ha cometido delito alguno y así lo demostró la Contraloría General de la República, recordó que “secuestraron y nos despojaron de la Alcaldía de Maturín al peor estilo de una dictadura. Sin debido proceso solo por ser yo alcalde de Voluntad Popular y cercano a Leopoldo López injusta e ilegalmente preso”, señaló.

El mandatario recordó que la declaración de su ausencia absoluta no cumple con lo que establece el artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal porque no hay una sentencia firme en su contra, tampoco le revocaron el mandato ni hay un informe médico que justifique su incapacidad.

Para Jiménez el chavismo ocupa hoy “ilegalmente la Alcaldía porque no ganaron ninguna elección y al contrario han sido barridos en todas la selecciones en Monagas y Venezuela desde hace dos años”.

Tribunales deben frenar despidos

También se pronunció sobre el despido de 200 trabajadores del ayuntamiento, a quienes sacaron arbitrariamente el 1 de enero.

Mencionó que al llegar al ayuntamiento debió reincorporar a 700 trabajadores que de forma ilegal despidió el exalcalde chavista José Maicavares, además de trabajar con obreros y empleados que venían de militar en el PSUV, a quienes se les respetó su derecho al trabajo.

En mi gestión decidí no votar a ningún trabajador a pesar de que las gestiones anteriores habían contratado más de 2000 dirigentes del PSUV en la Alcaldía. “Respetamos el derecho al trabajo de esos empleados y trabajé con ellos a pesar de las diferencias.  Siempre los respeté como un buen demócrata, como debe ser y jamás los desprecié ni traté mal ni vulneré sus derechos”, dijo.

Añadió que ninguna autoridad usurpadora tiene derecho a despedir a quienes tienen más de dos contratos, por lo que llamó a los Tribunales Laborales de Monagas a pronunciarse a favor de los despedidos de manera injusta.