Lucchese: Decisión de la AN debe ser acompañada por movilizaciones pacíficas de calle

Salvatore Lucchese

 

Salvatore Lucchese, dirigente del partido Voluntad Popular en Carabobo y ex preso político del régimen chavista, instó este martes a los venezolanos a tomar la calle en forma contundente y pacífica, tal como lo establece la Constitución Nacional de la República, pues cree que éste es el único mecanismo según el cual la ciudadanía puede hacer efectiva la decisión reciente de la Asamblea Nacional de decretar el abandono del cargo por parte del Presidente Nicolás Maduro.

“La decisión  histórica llevada a cabo el día de ayer en la Asamblea Nacional, donde con los votos favorables de 106 diputados, declararon el abandono de las funciones constitucionales de la Presidencia de la República de Venezuela en la que ha incurrido irresponsablemente Nicolás Maduro, poniendo en riesgo la vida y seguridad de todos, no puede ser un hecho aislado, sino que debe ser acompañada por la ciudadanía en general que desea un cambio político en el país, y ese acompañamiento se traduce en la participación activa en la calle, pues es la única manera en la cual se puede presionar para hace cumplir la decisión que debería concluir en el llamado a elecciones al cabo de los 30 días siguientes”.

El dirigente del partido naranja aseguró que en Venezuela ha llegado el tiempo de aplicar el artículo 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual establece que el pueblo, “fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

“Escuchando la argumentación de los diputados que participaron el lunes en la Asamblea, se estableció que el abandono del cargo significaba en un sentido amplio el abandono de las atribuciones constitucionales del funcionario, en esta caso el Presidente como principal funcionario público; bueno, en Venezuela el Ejecutivo Nacional, junto a un grupo de poderes secuestrados por él, se han puesto al margen de la Constitución y del estado de derecho, y la misma Constitución establece en su artículo 350 que es una obligación ciudadana desconocer a ese régimen que se haya apartado de los valores, principios y garantías constitucionales”.

Lucchese exigió a la Mesa de la Unidad Democrática presentarle al país lo antes posible una ruta clara de actividades de calle, acordada por todos los partidos que integran a la Unidad Democrática, con el firme propósito de hacer cumplir la Constitución Nacional, a fin de restablecer el estado de derecho, y con el propósito de presionar el llamado a elecciones generales que permita legitimar todos los poderes públicos del Estado, fundamentados en la nueva realidad política expresada desde hace un año cuando la mayoría del país decidió por un cambio.

“Hace un año el país se manifestó claramente diciendo que no querían continuar con esta pseudo revolución empobrecedora y corrupta. Durante ese año se cometieron algunos errores que terminaron por el aplazamiento de las elecciones regionales y el robo del referéndum revocatorio producto del mal llamado diálogo; pero el pueblo venezolano hoy está exigiendo lo mismo porque su realidad cada día es peor. Entonces es tiempo de que asumamos el liderazgo de un movimiento pacífico, en las calles, en las plazas, en las universidades, en los liceos, en todas las instancias que podamos accionar, para culminar la tarea encomendada a nosotros, que resulte en esa mejor Venezuela de paz y progreso por el cual todos luchamos”.

También exigió a la MUD una revisión profunda de lo que ha sido su actuación durante los últimos meses del 2016, que permita una reestructuración que incluya a más sectores de la vida nacional y de la sociedad civil, a fin de dar mayor legitimidad y firmeza al accionar político de este año que apenas comienza.

“Este será un año difícil; pero no es momento de perder las fuerzas. En las batallas a veces se ganan o se pierden combates, pero el verdadero vencedor es el que lucha hasta el final. Es tiempo de que nos llenemos de mucha fuerza y fe, y que asumamos nuestros puestos en esta lucha que nos devolverá la democracia que perdimos. Todos somos necesarios en la construcción de la mejor Venezuela, así que es tiempo de dejar lo que está atrás y echar mano de lo que nos viene adelante”.