Robert Alcalá: Es ilegal sesión en la que se designó a Edwin Rojas gobernador de Sucre

Robert Alcalá
 

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Sucre, Robert Alcalá, aseguró que es ilegal la sesión del consejo legislativo de esa entidad en la que se fue designado Edwin Rojas como gobernador, porque, entre otras cosas, no se cumplió con el plazo establecido en la Constitución estadal.

Nota de Prensa

El parlamentario explicó que además de que no se cumplió con el tiempo señalado en el artículo 113 de la Constitución del estado Sucre para realizar la sesión (15 días) se hizo fuera del palacio legislativo regional, lo cual debe ser aprobado por la cámara y solo puede convocarla la directiva en caso de calamidad pública. Agregó que tampoco fueron convocados los legisladores de la Unidad Democrática. Cabe recordar que el estado Sucre tiene nueve legisladores, siete del partido de gobierno y dos de la Unidad Democrática.

El artículo 113 relativo a las faltas temporales o absolutas del gobernador establece que: “… Si la falta absoluta se produjera en la segunda mitad del periodo, el Consejo Legislativo, dentro de los 15 días siguientes a aquel en que se declaró dicha falta, procederá a designar, por votación secreta, un nuevo gobernador o gobernadora para el resto del período. Mientras se elija al nuevo gobernador o gobernadora se encargará de la gobernación el secretario o secretaria general de gobierno. Esta transitoriedad deberá ser ratificada por el Consejo Legislativo o por la Comisión Delegada, según el caso, dentro de las 48 horas siguientes a aquella en la que efectivamente el secretario o secretaria general de gobierno haya tomado posesión del cargo”.

Alcalá destacó que el martes de la semana pasada alertó a través de las redes sociales que el alto gobierno le había solicitado la renuncia a Acuña y al alcalde de Cumaná, David Velásquez. Información que, según narró al equipo de Prensa Unidad Venezuela, fue desmentida tanto por Acuña como por Velásquez. “Pero al día siguiente se designó al diputado Rojas como secretario general de gobierno, cosa que lo primero que acarrea es la pérdida de la diputación por parte de Rojas”, enfatizó.

Agregó que el pasado lunes en la tarde se materializó la renuncia de Acuña a la gobernación. “Tengo información de adentro de que se produjo (la renuncia) por una llamada de Tareck El Aissami, puesta en altavoz, quien convenció a los legisladores del consejo legislativo, que no estaban de acuerdo con la designación de Rojas”, manifestó.

Alcalá no dudó en asegurar que Rojas, en lo interno del PSUV, responde a El Aissami. “En Sucre hay muchas divisiones por su nombramiento, hay varios diputados regionales que no estaban de acuerdo con la designación, pero ellos cumplen como corderitos la orden de Miraflores”, señaló.

Más de lo mismo

Destacó que Rojas fue designado para culminar el período, el cual, según recordó ya culminó, pero que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no ha cumplido con su deber de convocar a los comicios regionales. “Nosotros en Sucre queremos elecciones, no queremos un gobernador impuesto sino uno electo”, ratificó.

El diputado de la Unidad Democrática insistió en que Acuña era el gobernador “con más rechazo de todo el país, el peor gobernador del país y el peor que ha pasado por Sucre”. En este sentido, consideró que Rojas, al igual que todos los diputados del PSUV, es “cómplice” de la gestión de Acuña, dado que nunca alzó su voz en la Asamblea Nacional para denunciar las obras inconclusas y las irregularidades administrativas.

A su juicio, si Rojas quiere diferenciarse de Acuña, lo primero que tendría que hacer es una auditoría en las instituciones de la gobernación, porque si no seguirá siendo cómplice. “Soy de los que cree que las cosas seguirán iguales en Sucre, va a resultar igual, tienen un patrón de conducta de cómo gobernar”, expresó.

Agregó que a Acuña le están dando un “premio a la desidia” al nombrarlo cónsul de Venezuela en Toronto, Canadá.