Transportistas de Zulia ya no aguantan la inseguridad

Foto: La Verdad
Foto: La Verdad

 

Distintas rutas de Maracaibo son azotadas diariamente por la delincuencia. José Sarmiento y César Sánchez, en representación de la Central Sindical Bolivariana de transporte, Unión de Conductores Mixto Centro-18 y línea Delicias-La Victoria, se acercaron a este rotativo para denunciar el calvario que viven, reseñó La Verdad.

Sarmiento, presidente de la Central Sindical Bolivariana de Transporte, afirma: “Constantemente nos atracan delincuentes que conocemos. Nos hemos dirigido al 171 para saber cuál es la función de las cámaras de seguridad que apenas implementaron en algunas unidades y la multimillonaria inversión en materia de seguridad que anunciaron, porque aquí nadie da respuesta”.

El sindicalista manifiesta que a sus compañeros los han golpeado y robado unidades de transporte. “Hemos pasado una comunicación a Biagio Parisi donde se señalan los nombres y apellidos, cédula de identidad, fotos a color y documentos de denuncias anteriores sobre los maleantes. Cuando vamos al 911 nos envían al CICPC y allí solo toman la denuncia. Queremos que tomen cartas en el asunto y se consideren nuestros planteamientos”.

Quienes denuncian, hacen un llamado al gobernador Arias Cárdenas, al secretario de Seguridad y Orden Público del estado y los diferentes organismos de seguridad para una respuesta inmediata. “Han golpeado a señoras, robado zapatos a bebés, partido cabezas a estudiantes e incluso asesinado a compañeros” señalan.

Sánchez y Sarmiento aseguran que les han cerrado todas las puertas. “Estamos desesperados, desde el 2005 estamos graves. En el centro y en la urbanización La Victoria constantemente nos atracan. En 2011 enviamos una comunicación al supervisor de la Policía del Estado Zulia. Las autoridades conocen a los delincuentes porque en 2005 los atrapamos y se los entregamos a la policía regional”.

Transportistas aseguran no ser políticos ni bochincheros, solo exigen una respuesta. “El transporte es vital para movilizar el estado y no puede ser posible que en lugares como La Curva de Molina roben hasta ocho unidades diarias. Es preocupante que ante la falta de respuesta policial algunos transportistas decidan hacer justicia por sus manos. Queremos una respuesta y no vamos a descansar hasta obtenerla” apuntaron los dos representantes.