Venalum negocia importación de 15 mil toneladas de alúmina por fallas en Bauxilum

En años anteriores, ministros de Industrias han prometido el cese de las importaciones de alúminaFoto cortesía Venalum
En años anteriores, ministros de Industrias han prometido el cese de las importaciones de alúminaFoto cortesía Venalum

La reductora estatal de aluminio CVG Venalum negocia la importación de 15 mil toneladas de alúmina -materia prima para la producción del metal- para restituir su inventario de seguridad agotado por la paralización de la planta de alúmina de Bauxilum que se extendió por un mes, debido a fallas por déficit de equipos e insumos, publica Correo del Caroní.

El presidente de la empresa, Luis Augusto Jiménez, informó vía telefónica que la producción de alúmina de la también estatal Bauxilum -el primer eslabón de la cadena del aluminio en el país- se reactivó a finales de la semana pasada tras un mes de paralización. “Hicimos una estrategia en conjunto y ya estamos saliendo de la coyuntura. Desde hace cinco días, ha tenido un suministro constante sobre las mil toneladas diarias”, precisó.

La paralización de la planta de alúmina desde el 26 de diciembre de 2016 puso contra la pared a Venalum, cuya directiva se vio obligada a ordenar la recolección de forma manual del insumo que quedó en los silos y que no podía ser succionado por el sistema: una alúmina de menor calidad con repercusiones negativas en la producción de aluminio primario.

“Al no estar en óptimas condiciones, causó que algunas celdas se hayan enlodado y se haya tenido que adelantar su salida de servicio. En enero teníamos programado sacar 8 celdas y se sacaron 20 celdas en total (…) Una vez controlada la situación, retomamos el programa de producción y comenzamos a mejorar la calidad”.

No obstante, Jiménez sostuvo que la interrupción de los suministros de la materia prima los obligó a desempolvar el plan de importación de alúmina elaborado en enero de 2016, cuando la planta de Bauxilum también se detuvo.

“El año pasado se analizó la importación de alúmina pero se descartó porque económicamente tiene un peso muy fuerte por el costo y preferimos atender la situación crítica de Bauxilum. Este año la situación se repitió, el suministro de alúmina está limitado a la cantidad requerida diariamente y el inventario de respaldo se perdió”.

Estos factores, dijo, motivaron a negociar la importación puntual de 15 mil toneladas de alúmina “para recuperar el inventario de seguridad”. La compra, que permite cubrir la mitad del inventario de seguridad, está en proceso de negociación con tres proveedores en Jamaica, México y Brasil.

“El inventario de seguridad debe ser de 30 mil toneladas para 45 días… por cualquier emergencia y porque estamos haciendo trabajos y necesitamos ese inventario de seguridad”.

Jiménez resaltó que para que se dé un crecimiento en la producción de aluminio debe aumentarse la producción de alúmina, una variable que -aseguró- está en proceso de discusión actualmente. Entretanto, dijo, le aportan recursos para la compra de insumos y equipos, “la estamos apalancando financieramente en bolívares y dólares para que compre insumos y repuestos. Afortunadamente el 2016 permitió tener un músculo financiero importante”.

El presidente de Venalum precisó que en la operadora de alúmina se requiere una inversión superior a los 100 millones de dólares; “la parte de corto plazo la estamos resolviendo, falta la parte de mediano y largo plazo”. Solo así, aseguró, será posible lograr la meta de contar con 420 celdas activas en junio de 2017 y elevar la producción a 16 mil toneladas de aluminio como promedio al mes, en el caso de Venalum.

Siga leyendo en Correo del Caroní