Bulmaro Ramos: Lo que exigimos en Sidor son insumos para poder producir

Bolmaro Ramos
Bulmaro Ramos

 

“El show que montó Maduro en la Siderúrgica del Orinoco causó indignación en los trabajadores porque no solamente se le mintió al país, sino que descaradamente se trató de convencer a la familia sidorista de que la empresa se ha recuperado y sus plantas se encuentran en plena producción, cuando aquí sabemos que es todo lo contrario”, dijo Bulmaro Ramos, un experimentado trabajador y quien por varios años fuese dirigente del sindicato Sutiss y hoy día delegado sindical de base.

Ramos aseguró que la siderúrgica vive su peor momento desde que en 2008 pasara nuevamente a manos el estado venezolano tras una decisión del entonces presidente Hugo Chávez.

“Le sucedió, pero de manera exponencial, lo que al resto de las empresas del sector metalúrgico objeto de expropiación y estatización por parte del gobierno, proceso de caída de nuestra planta siderúrgica que se se profundizó a lo largo de estos cuatro años del mandato de Nicolás Maduro”, agregó.

Siempre lo electoral

Recordó Bulmaro Ramos, que todas esas decisiones respecto de Sidor, han tenido como marco de referencia el ámbito electoral. “Siempre cuando se avecina un proceso electoral, ya sea presidencial, regional o de carácter sindical, todas cargadas de demagogia, populismo y procurando ganarse el favor de la familia sidorista, pero a la postre todo cuanto han prometido para la recuperación, producción, productividad, adecuación tecnológica, pasivos ambientales y laborales, los pocos pagos que se han hecho a los trabajadores, ha sido de manera espaciada y con una moneda cada vez más devaluada y pulverizada por el fenómeno inflacionario, y no han honrado las deudas derivadas de las prestaciones sociales, utilidades del período previo a la reestatización cuando la empresa producía más de 4 millones de toneladas, así como los dividendos como propietarios del 20 por ciento del capital social del complejo siderúrgico, lo que se denominan acciones Clase B”.

Nos han vacilado

Bulmaro Ramos aseguró que “este gobierno que siempre se ha denominado socialista y obrerista, es el que peor ha tratado a los trabajadores siderúrgicos y a esta empresa básica que, por lo menos en teoría, es de todos los venezolanos, pero principalmente arraigada en el corazón y quehacer de Guayana, de la familia guayanesa”.

“Porque”, recordó, “alrededor de Sidor como pionera de la industria pesada, comenzó a construirse el desarrollo nacional alternativo no petrolero y que fue completándose y consolidándose con el surgimiento de las empresas del sector aluminio, junto a las empresas estratégicas como Ferrominera Orinoco y Edelca, hoy Corpoelec”.

Pero el líder matancero repudió que “este gobierno nos ha vacilado, se ha burlado repetidamente de los trabajadores con espectáculos tan grotescos como el del pasado sábado, sobremanera se ha burlado de aquellos compañeros sidoristas que, abajo en la planta, han creído en el discurso presidencial, especialmente en Hugo Chávez”.

“Show con utilería”

El exsecretario de Reclamos de Sutiss, reprochó lo que no dudó en calificar como “un show con utilería y todo”, añadiendo para el evento con el presidente Nicolás Maduro desde Sidor el pasado fin de semana, “trajeron de otra parte equipos, montacargas, etc., y colocaron bobinas de hojalata laminadas hace tiempo porque esa línea de producción de la planta de pianos se encuentra paralizada, como lo están Palanquillas, Fábrica de Tubos, entre otras áreas.

Fracaso de gerencia militar

Aseguró Ramos, que la realidad de Sidor es que “lamentablemente una acería dirigida por militares que en lugar de acero produce cilantro, que son siembras que tampoco han llenado las expectativas y seguramente que tampoco el gasto hecho allí en los patios de la empresa”

“Lo cierto es que hasta el 2008 cuando se decide la reestatización Sidor éramos 7 mil trabajadores y llegamos a producir más de 4 millones de toneladas métricas de acero líquido, ahora somos 16 mil y apenas en el 2016 alcanzamos a producir el 6 por ciento (6%) de la capacidad instalada”, indicó.

Bulmaro Ramos atribuye “tan mediocres resultados” a una serie de factores a su criterio determinantes.

Sostuvo que a lo largo de “todos estos años de gobierno revolucionario y de modo particular durante la gestión de Maduro cuando de ha profundizado la crisis de Sidor y el resto de las empresas básicas”, “se ha producido una situación que en buen criollo pudiéramos graficar como a quien le sacan la silla para que se caiga y a Sidor le hicieron eso desde el punto de vista financiero, presupuestario, de insumos, partes, repuestos, mercados, adecuación tecnológica, pasivos ambientales, pasivos laborales, con proveedores, accionistas Clase B, entre otros factores”.

Recordó que el presidente Chávez durante la campaña electoral del 2012, “después que se dio cuenta del daño causado por su medida expropiadora y de reestatización, a partir de la cual empezó la parálisis de Sidor, aprobó en acto parecido al de Maduro, 200 millones de dólares para iniciar de inmediato la recuperación de Sidor, pasó lo que pasó con el agravamientos y muerte del presidente Chávez, vino su sucesor y heredero, pero este nunca ha cumplido con Sidor y los sidoristas, sólo simples pañitos de agua tibia, migajas con una menguada y devaluada moneda para pagos puntuales “, subrayó.

Queremos producir

Bulmaro Ramos significó que los 16 mil trabajadores que hoy tiene Sidor lo que aguardan es porque a las plantas de una vez por todas se les meta la mano, como debe ser, para ponerlas a producir a plena capacidad para volver a cubrir la demanda nacional de acero y exportar el excedente de productos al exterior”.

“Frente a una gerencia militar que ha fracasado en la CVG, Sidor y el resto de empresas básicas, está la voluntad y determinación de los trabajadores, que lo que sabemos es producir acero de calidad. Esta es una empresa donde los trabajadores protestemos exigiendo que nos permitan producir, donde hemos impuesto récord”, concluyó diciendo el experimentado trabajador siderúrgico, con más de 28 años de labores.