Desciende cantidad de taxis y usuarios en Lara

taxi

 

Desde el año pasado y lo que ha transcurrido de 2017, los choferes afiliados a las líneas de taxis de Barquisimeto han visto reducir la cantidad de clientes y la flota de vehículos para ofrecer el servicio. Un factor ha sido determinante para que esto ocurra, según el criterio de varios conductores consultados: la inflación, reseñó El Impulso.

Por Marlyn Silva

De los 32 carros afiliados a la línea de taxi Patarata, en el este de la ciudad, la mitad está inoperativa, calculó uno de los choferes, Julio Orijuela. En Taxi Milenium, por su lado, se agrupan 80 taxistas y actualmente solo 60 están disponibles. Así como cada asociación posee menos unidades, hay otras que han desaparecido completamente como la Sol Naciente, mencionó el trabajador del transporte Carlos Vazzano.

Las razones por las cuales ha disminuido la cantidad de carros para servicios de transporte ejecutivo se encaminan hacia un solo canal: el costo exorbitante de los repuestos y de las reparaciones. En la línea Patarata, por ejemplo, se han retirado varios socios porque no han podido cubrir daños mayores como la avería del motor. “Con los precios variando quincenal es muy difícil mantener un carro”, se quejó Vazzano.

Encima, deben encargarse de los gastos de la administración de las oficinas desde donde se tramitan los servicios. Estos incluyen las cuotas de la Autoridad Metropolitana de Transporte y Tránsito (AMTT), teléfono, agua y electricidad, los cuales cancelan con las mismas tarifas de un establecimiento comercial, explicó Orijuela.

Como han mermado las unidades también lo ha hecho la cantidad de pasajeros dispuestos a pagar mil bolívares o más para movilizarse. En el caso de Taxi Milenium, uno de sus integrantes, Orangel Yánez, cree que actualmente solicita sus servicios un 30 por ciento menos de clientes. En la mañana y las primeras horas de la tarde, precisó Vazzano, de la Asociación Civil Tours del Este, son las de menor demanda. Un día crítico para ellos equivale a esperar entre dos y tres horas en la estación mientras alguien les pide un traslado.

La incorporación de las unidades por puesto de la Misión Transporte, cuyas tarifas son menores a las de los taxis de organizaciones privadas, coincidieron los trabajadores, no ha interferido en el descenso de los clientes. En cambio, lo atribuyen a la situación económica del país en general.

El grueso de la población, dijo Orijuela, prefiere comprar comida y ahorrar trasladándose en busetas. Incluso, sostienen que es la búsqueda de opciones más seguras para movilizarse el elemento que todavía los mantiene como una herramienta útil para los ciudadanos.

Pese a las dificultades, hay quienes siguen experimentando formas de atraer usuarios, como lo hizo Taxi Milenium al incorporarse a la aplicación para teléfonos inteligentes, Nekso, creada para la ubicación de taxis de forma rápida y segura. Los choferes esperan que tome auge entre los barquisimetanos para que se traduzca en nuevos ingresos para ellos.

Aumentarán la tarifa

Líneas como la Asociación Civil Tours del Este los primeros días de enero aumentaron entre 300 y 400 bolívares las tarifas. De modo que una carrera corta (desde Las Trinitarias hasta el centro comercial Sambil, por ejemplo) pasó a valer de 1.200 bolívares a 1.500; mientras que una de recorrido largo, (Trinitarias-Centro Comercial Metrópolis) cuesta 3.500 durante el día. Después de las 10 de la noche, suman entre 500 y 1.000 bolívares los precios.

En Patarata, aún trabajan con los mismos precios del año pasado, pero prevén ajustarlos entre 40 y 50 por ciento, a partir de la segunda semana de febrero. Para hacerlo, dijo Orijuela, tendrán en cuenta los ingresos de la población para no ahuyentar más usuarios.

Lo mismo harán los conductores de Taxi Milenium porque de lo contrario se les imposibilita mantener los carros. “Por la misma inflación en todo cuesta mantener los vehículos y eso incide en las tarifas”, justificó Yánez, miembro de esa organización.