Rolman Rojas: CIDH reconoce el hostigamiento y la persecución contra Voluntad Popular

Rolman Rojas 1911

 

Rolman Rojas, coordinador de Voluntad Popular en el estado Aragua, explicó el alcance de la medida de protección que en días recientes dictó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, a favor de la dirigencia, activistas y presos políticos de la tolda naranja.

Nota de prensa

Rojas en compañía de los diputados por el estado Aragua a la Asamblea Nacional, Guillermo Luces, Adriana Pichardo, Gilberto Sojo, así como Tennilly Peralta, José Caricote, Yennifer Soto, Jesús Castillo, Luis Aponte, Cronos Mejía, Manuel Hernández y demás dirigente de VP en la entidad, detalló que el partido naranja ha sido “reconocido a nivel internacional como perseguidos políticos, razón por la cual la CIDH ha dictado una medida de protección a favor de la dirigencia de Voluntad Popular entre los que destacan Freddy Guevara, David Smolansky, Ismael León y Juan Carlos López Gross, a quienes se les debe garantizar la vida, su integridad física y sus derechos políticos”.

La medida, según comentó Rojas, “también protege a nuestros hermanos que hoy están injustamente tras las rejas como Delson Guarate, Alexander Tirado “El Gato de Aragua”, Yon Goichochea, Ángel Contreras y Raúl Emilio Baduel”.

Rojas aclaró que esta medida exige por parte del Estado venezolano la protección, el derecho a la vida, a la protesta y la integridad de todos los activistas de la tolda naranja, “en virtud de la persecución política y el hostigamiento del cual hemos sido víctimas por parte de los órganos de seguridad del Estado”.

“Estamos profundamente agradecido que la CIDH y otros organismos internacionales ya reconocen la persecución a la cual estamos sometidos por parte del régimen, quienes han pretendido quebrantar nuestro espíritu de lucha, pero por el contrario hemos recibido muestras de solidaridad no solo en el ámbito nacional sino también internacional y esta medida lo que hace es reconocer que Voluntad Popular está del lado correcto de la historia”, enfatizó.

Para finalizar, Rojas resaltó que el hecho que el Gobierno tenga a VP como un “objetivo político significa que estamos haciendo las cosas bien y buscan impedir que realicemos nuestras actividades reivindicativas, pero la arremetida del régimen no nos doblegarán, seguimos en el irrenunciable camino de las luchas y no podrán con la voluntad de un partido y un pueblo que ha decidido cambiar”.