Trump emitirá decretos para revisar leyes sobre reforma Wall Street y consejos de jubilación

Imagen de archivo de una señaln que indica la calle Wall Street fuera de la Bolsa de Nueva York en Estados Unidos. 28 de diciembre de 2016. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará el viernes decretos para revisar una reforma a Wall Street y poner fin a una regla del Departamento del Trabajo destinada a frenar posibles conflictos entre los asesores de planes de jubilación, según un alto funcionario de la Casa Blanca.REUTERS/Andrew Kelly
Imagen de archivo de una señaln que indica la calle Wall Street fuera de la Bolsa de Nueva York en Estados Unidos (foto REUTERS/Andrew Kelly)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará el viernes decretos para revisar una reforma a Wall Street y poner fin a una regla del Departamento del Trabajo destinada a frenar posibles conflictos entre los asesores de planes de jubilación, según un alto funcionario de la Casa Blanca, reseña Reuters.

La decisión de Trump marca un paso hacia adelante en su promesa de campaña de derogar la ley Dodd-Frank, firmada por el ex presidente Barack Obama en 2010 como consecuencia de la crisis financiera de 2007-2009.

A principios de esta semana, durante una reunión con empresarios, Trump describió la ley de reforma de Wall Street como “un desastre”.

“Hay bastantes cosas que podríamos hacer sobre la ley Dodd-Frank (…) que creemos tendrán un impacto inmediato y bastante dramático”, dijo a periodistas en una rueda de prensa el funcionario de la Casa Blanca, que agregó que algunos de esos cambios podrían incluir modificaciones al personal de las agencias reguladoras o nuevos decretos ejecutivos.

En tanto, la norma sobre los asesores de planes de jubilación del Departamento de Trabajo no es parte de la ley Dodd-Frank, pero ha sido durante mucho tiempo un problema para el sector de servicios financieros. Fue emitida por el Gobierno de Obama en 2016 y se prevé que entre en vigor en abril.

La norma exige que los asesores actúen como “fiduciarios”, o en beneficio de los intereses de sus clientes, cuando están aconsejándolos sobre sus cuentas individuales de jubilación y planes de ahorro.

Esto es una desviación de la corriente legal estándar, que requiere que los asesores sólo entreguen recomendaciones de inversiones que sean “adecuadas” para sus clientes.

El cumplimiento podría costar a las empresas hasta 31.000 millones de dólares durante la próxima década, según estimaciones del Departamento del Trabajo.

Reuters