Un adolescente murió electrocutado cuando huyó de un regaño de su mamá

morgue16.jpg_1609701233

 

El cadáver de Fabián Moisés Vargas Suárez, de 13 años,  lo encontraron dos meses después de haber desaparecido de su casa cerca del poblado de Araira, en el estado Miranda.

Según las versiones del hecho, el adolescente murió electrocutado por una guaya que pasa cerca de la quebrada “El Reventón” pues, el cráneo estaba pegado al cable de alta tensión y parte de su osamenta fue arrastrada por la corriente de la quebrada.

Se conoció que el pasado 03 de diciembre su madre lo regañó y este salió de la vivienda sin decir a dónde se dirigía.  

Pese a que se desconocen más detalles del caso, no fue si no hasta este miércoles que un grupo de personas realizaron el terrible hallazgo.

Con información de Panorama