Bajó a 78 céntimos de peso el valor del bolívar en Cúcuta

Bolívares en Cúcuta

El valor de la moneda venezolana continúa cayendo en el mercado cambiario fronterizo, donde este miércoles se cotizaba a 78 centavos de peso para la compra y 85 para la venta, comportamiento que perjudica económicamente a los centenares de venezolanos que diariamente cruzan los puentes internacionales para comprar comida, medicinas y otras mercaderías. Así lo reseña lanacionweb.com

En algunas casas de cambio de la localidad colombiana de La Parada incluso el precio del bolívar fue inferior, pues lo compraban a 77 centavos y en otras a 78. Asimismo, como ocurre cada vez que hay tendencia a la baja, otros cambistas se abstenían de comprar bolívares y solamente se dedicaban a venderlo a razón de 83 u 85 centavos de peso.

Al consultar sobre las causas de la tendencia a la baja, algunos cambistas someramente indicaban que obedece a la sobreoferta de bolívares y a los altibajos que ha tenido en los últimos días el precio del dólar en Colombia. No obstante, como es sabido, el valor de la tasa de cambio en el mercado cambiario fronterizo es impuesto por el precio del dólar libre, el cual depende de la oferta y demanda.

La pérdida del valor del bolívar repercute directamente en las actividades comerciales y productivas que se dan en la zona, pues a pesar que la frontera está cerrada, muchas industrias y fábricas del lado venezolano trabajan con mercancías y materia prima colombiana que ingresan por una u otra vía, pero se encarecen a medida que se devalúa el bolívar.

La devaluación del bolívar también impacta el bolsillo de los venezolanos que diariamente cruzan los puentes internacionales de San Antonio y Ureña para comprar productos alimenticios al otro lado, los cuales se encarecen a medida que baja el valor de la moneda nacional. Aun así, centenares de personas procedentes de distintas entidades de Venezuela siguen yendo a La Parada o Cúcuta a comprar, ante la escasez de alimentos y medicinas que hay en el país.

Cambistas denominados “maneros” que compran y venden bolívares en la calle, sin embargo, manifiestan que cada vez que baja el precio de la moneda venezolana se aprecia una disminución en la afluencia de personas hacia la zona comercial de La Parada.