Avanzada Progresista logró validarse en 14 estados

 

Luis Romero

“La jornada fue exitosa en cuanto a la movilización que logramos y la respuesta que obtuvimos de la gente. Nuestro esfuerzo resultó en un éxito indudable porque estamos superando la meta que estableció el CNE en por lo menos 14 estados. Ahora hay que esperar a que esas firmas sean procesadas.  Veremos”.

Nota de prensa

Así resumió Luis Romero, secretario general nacional de Avanzada Progresista (AP), el resultado que obtuvo esta organización con fines políticos en el proceso de renovación de los partidos políticos exigido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y que se inició este fin de semana en todo el país.

“El proceso ha debido ser mejor, por supuesto que sí. Se debó contar con más tiempo, con más máquinas y con mejores condiciones. Pero aun con las condiciones que impuso el CNE, Avanzada Progresista logró superar los obstáculos y validar. Por eso lo consideramos exitoso”, dijo Romero a Prensa Unidad Venezuela.

De acuerdo a las cifras que maneja su dirigencia, AP logró obtener y en algunos casos superar el respaldo del 0,5 % del padrón electoral en al menos 14 estados, cuando el mínimo establecido por el ente electoral es de 12.

A las 5 de la tarde aún existía la posibilidad de que Nueva Esparta se convirtiera en el estado número 15 en el cual AP alcanzaría la validación, por lo cual se estaba esperando que la Oficina Regional Electoral (ORE) de esa entidad autorizara que el centro permaneciera abierto mientras hubiera personas en la fila.

“Ahora viene el tema de defender esas validaciones, porque este proceso no termina con el cierre de las maquinas”, indicó.

“La validación la determinará el CNE una vez que se haga el proceso de revisión de esas firmas y se cumpla el proceso de reparos. Pero en este momento podemos decir que nuestra movilización fue un éxito y que el objetivo planteado que era alcanzar el 0,5 % mínimo en 12 estados, se logró”, señaló.

“Según los números que maneja el partido, Avanzada Progresista logró superar los obstáculos y validar”, reiteró.

Agregó que el partido esperará el cierre de todos los centros para tener la data completa, después de lo cual hará un pronunciamiento oficial.

“Vamos a estar evaluando cómo va a ser el cierre porque tomando en cuenta lo inédito de este proceso, siempre es bueno haber validado la mayor cantidad posible, por razones obvias. Por eso para nosotros es muy importante que en este último esfuerzo logremos empujar a Nueva Esparta para que entre en la validación”, añadió.

Indicó que en algunos municipios se produjeron impases con los operadores de las maquinas y los representantes del CNE porque no entregaron las actas finales a los representantes de los partidos políticos. “El tema de las actas es uno de los que hemos solicitado al CNE que atienda”, indicó.

“Este proceso apenas está comenzando. Ahora viene un proceso de reparos, de revisión de esas validaciones. Hay que estar pendientes de cuáles van a ser los criterios que va a establecer el CNE para reparar o no las firmas, para someterlas a consideración o al arbitraje, dependiendo de mecanismo de revisión que decida el ente electoral”, apuntó.

A disposición de la Unidad

Romero aseguró también que a partir de mañana la experiencia que acumuló AP por ser, junto al Movimiento Progresista de Venezuela (MPV), los dos primeros de la Unidad Democrática en participar en el proceso de validación, está a la disposición de los demás integrantes de la coalición partidista.

“Todos nuestros equipos, todos nuestros técnicos, todos nuestros movilizadores y toda nuestra experiencia acumulada en este proceso están a la orden de la Unidad.  Queremos que esta experiencia sirva para que los que vienen se preparen a conciencia de las limitaciones del proceso”, señaló.

“Pero, además, para que el CNE ponga los correctivos necesarios y en las jornadas sucesivas se corrijan las fallas que se presentaron en algunos puntos, como es el tema de las actas”, insistió.

En cuanto a lo que sigue del proceso, Romero refirió que está en el ambiente la “nebulosa jurídica” del CNE con respecto al tema de la doble militancia.  “Hasta ahora no hay un criterio firme sobre eso y todo indica que no lo va a haber, sino que el TSJ va a dejar abierto ese compás de que cualquier persona que haya validado la primera vez puede validar la segunda, la tercera y la cuarta y la que terminará siendo determinante es la última validación”.

“Esa también es una variable de perturbación porque los partidos pueden estar contando con las firmas que logró, pero resulta que si algunos de esos validantes vuelve a firmar, prevalecerá es la última firma”, añadió.

Comentó que los primeros partidos que validaron no tienen cómo controlar eso y solo les queda esperar a ver qué pasa. “La única forma de controlar eso es dejando a nuestros testigos en los centros durante todos los fines de semana que dure el proceso, y ese músculo no lo tiene ningún partido”, concluyó.